Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vichy Catalán invertirá 1.000 millones en la construcción de una factoría de zumos de fruta

La Sociedad Anónima Vichy Catalán invertirá 1.000 millones de pesetas en la construcción de una factoría de zumos de fruta en el polígono industrial de Palau de Plegamans (Barcelona). El proyecto ha recibido ya el visto bueno de la zona de urgente reindustrialización (ZUR) de Barcelona, que ha concedido a la firma alimentaria las ventajas derivadas de este organismo.

Vichy Catalán fabricará en la nueva factoría- los zumos de frutas que en la actualidad comercializacion la marca Granini. La fecha de comienzo de las obras aún no ha sido decidida por los directivos catalanes, aunque según el administrador de Vichy, Joan B. Renart, se espera que se inicien en los próximos meses.Vichy Catalán distribuye los zumos Granini desde enero de 1987, en régimen de franquicia acordado con la multinacional alemana Melitta, en condiciones muy favorables para Vichy. "Vichy paga por esta concesión una cantidad muy médica", según sus directivos. La firma catalana es propietaria al 100% de la nueva sociedad que comercializa los zumos Granini.

Granini facilitará a la empresa catalana la fórmula de fabricación de los zumos, además de asesoramiento sobre el mercado mundial de fruta, la maquinaria más adecuada para la nueva factoría, etcétera. Vichy comercializará 10 de los 50 sabores de los zumos alemanes. Granini ya cuenta con una factoría franquiciada en Canarias, que cubre dicho mercado y el de los países del Norte de Africa.

Vichy distribuyó en 1987 alrededor de dos millones de litros de zumo Granini, importado de la República Federal de Alemania. Las previsiones para 1988 se sitúan en los cuatro millones de litros, lo que supondrá una facturación de más de 500 millones.

La firma catalana es líder en España en la comercialización de aguas minerales gaseadas, con unas ventas de casi 80 millones de litros, lo que supone una cuota de mercado próxima al 50%, según las cifras de la propia Vichy. Estas ventas supusieron unos ingresos, en 1987, de 1.990 millones de pesetas, generando un cash flow (beneficios más amortizaciones) de 567 millones de pesetas. El Grupo de Empresas Vichy Catalán facturó en 1987 2.964 millones de pesetas, generando un cash flow de 863 millones de pesetas.

El conflicto con Perrier

Vichy Catalán se encuentra enfrentado en la actualidad a la multinacional Perrier, que en los últimos meses ha intentado la absorción de la empresa catalana mediante la compra directa de acciones a los propietarios de la firma barcelonesa. La compra del 6,6% de las acciones ha derivado en un enfrentamiento entre ambas sociedades, al considerar Vichy Catalán que la operación no ha sido correcta al estar las acciones sindicadas, lo que para su adquisición da preferencia a los actuales accionistas.Ayer debía celebrarse juicio de faltas por la demanda interpuesta por Perrier contra Vichy, al impedir esta sociedad el acceso de los nuevos accionistas a la Junta Extraordinaria del pasado 4 de abril. El juicio se ha retrasado hasta septiembre a instancias de Perrier, según la dirección de Vichy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 1988

Más información

  • El proyecto recibirá ayuda de la ZUR de Barcelona