_
_
_
_
FESTIVAL DE CINE DE BARCELONA

Buenas películas y problemas de proyección

La proyección de Katinka, de Max von Sydow, y de Reffer and the model, del irlandés Joe Comford, ambas dentro de la sección competitiva, viene a confirmar el elevado nivel medio de la selección, por el momento mucho más acertada que el año anterior, cuando casi tan sólo la cinta ganadora -Les noces barbares de Marion Hansel- estaba a la altura de un festival que se plantea la promoción del cine europeo. Pero esta en la calidad va aparejada de errores graves que ciertas declaraciones programéticas.

Daniel Taradash, veterano guionista y realizador de una unica película -Storm Center- ha sido víctima de problemas por el estado de la cinta que se proyectó. La copia de 16 milímetros y con notables problemas de sonido, sin subtitular, hizo que muchos de los espectadores -que habían pagado 500 pesetas por su localidad, esperando un trato cuando menos igual al de la mejor sala de estreno- se levantaran y exigieran que les fuera abonado el importe de la entrada, renunciando a contemplar los problemas que afronta Bette Davis en el papel de una bibliotecaria que se niega a hacer desaparecer de la institución en la que trabaja, un libro sobre el comunismo.El conocido actor bergmaniano Max von Sydow ha debutado detrás de la cámara con Katinka, una minuciosa y detallista adaptación de una novela de Herman Bang titulada Ved Vejen, nombre de la población en la que transcurre la mínima acción, hecha con talento y sensibilidad.

La irlandesa Reefer an the model es menos clásica y novelesca y aporta la credibilidad de sus imágenes, que poseen una fuerte dimensión documental, un retrato tangencial y potente de un país atravesado por la violencia.

En secciones paralelas, como la centrada sobre la idea que el cine contemporáneo da de Berlín, se ha exhibido Laputa, de Helma Sanders, que es una arriesgada y un tanto forzada operación de transformación de una ciudad que, según la directora, flota por los aires como la de Swift. Mientras, por la informativa desfilaba la muy divertida The Blue Iguana, del estadounidense John Laffia, que está concebida como un cruce entre cine negro, comic y spaghetti western.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_