Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'POP'

'Tecno' antiguo

ErasureVince Clarke (teclados, guitarras), Andy Bell (voz), Emma Chalmers (coros), Valerie Chalmers (coros). Sala Jácara. Madrid, 6 de junio.

El británico Vince Clarke es uno de los músicos más representativos del tecno-pop. Tras formar parte de grupos como Dèpeche Mode, Yazoo y Assembly, se ha reunido con el cantante Andy Bell para dar a luz un nuevo proyecto, denominado Erasure, que por lo visto y escuchado en Madrid, no aporta nada nuevo a un género con dificultades de supervivencia.

El planteamiento de Erasure es claro: un Vince Clarke impertérrito ante teclados, cajas de ritmos, secuenciadores y pantallas de ordenador y, a su lado, Andy Bell vestido con una especie de maillot de lamé y medias a rayas, intentando mantener el tipo durante toda la actuación con una voz vulgar, sin matices y con dificultades para alcanzar la afinación perfecta en los tonos más agudos.

Erasure no presenta ninguna originalidad en las composiciones y puesta en escena ni hace aportación alguna en lo tecnológico-musical. Sólo domina un ritmo binario que enmarca toda la actuación, adornado por secuenciadores programados con antelación por Clarke, que en directo se limita a controlar y adornar con ligeros toques de teclado y guitarra una música fríamente tecnológica y escasamente innovadora.

Lo único vivo en Erasure son las dos voces femeninas de Emma y Valerie Chalmers, por lo demás apenas perceptibles, la contoneante y desmadrada presencia de Andy Bell y un ritmo fácil, pegadizo y bailón.

Poca cosa para una música basada en la tecnología y que precisa mayores dosis de imaginación para desarrollar su atractivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 1988