Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno Civil de Vizcaya ordena la retirada de la Policía Nacional en los conflictos de Euskalduna

La Policía Nacional no Intervendrá en los eventuales conflictos que pudieran producirse como consecuencia de las protestas de los trabajadores de Euskalduna, según una nota difundida ayer por el Gobierno Civil de Vizcaya. La resolución de este organismo se produce al conocerse el dictamen de la Delegación de Trabajo, dependiente del Gobierno Vasco, ordenando la reapertura de los astilleros para mañana lunes. La retirada de la Policía Nacional supone el traspaso de las responsabilidades en este terreno a la policía autonómica que se había mantenido tradicionalmente ajena a los conflictos.

"La autoridad responsable hasta el momento del orden público [el Gobierno Civil] no está obligada a partir de ahora a asumir las consecuencia de una decisión que no comparte, pasando la responsabilidad a la esfera de competencias de la comunidad autónoma, que tiene facultades, a través de su cuerpo de policía, para el mantenimiento del orden público y protección de bienes y personas", señala textualmente el comunicado emitido ayer por la institución dependiente de la Administración central.La Delegación Territorial de Trabajo de Vizcaya había declarado ilegal el cierre patronal de Euskalduna por considerar que las razones de orden público esgrimidas el pasado día 9 por la División de Construcción Naval del Instituto Nacional de Industria (INI) no justifican suficientemente el cierre del astillero.

Euskalduna reabrirá, en consecuencia, sus puertas mañana, lunes, a las seis de la mañana, hora en la que los trabajadores se reunirán en asamblea y prepararán la entrevista que celebrarán ese mismo día con el delegado territorial de Trabajo, Jaime Amir.

La resolución de la autoridad laboral se ha producido como consecuencia del recurso al cierre patronal interpuesto por el comité de empresa. Jaime Amir comunicó ayer el fallo a los propios representantes de los trabajadores, al Gobierno Civil de Vizcaya y a la dirección de Astilleros Españoles, SA (AESA), la empresa pública encuadrada en la deficitaria división de construcción naval, propietaria de Euskalduna.

Retirada inmediata

Los efectivos antidisturbios de la policía que ocupaban el interior de la factoría desde el pasado lunes abandonaron Euskalduna inmediatamente después de conocerse la decisión de la Delegación Territorial de Trabajo.El Gobierno Civil de esa provincia hizo público en la misma mañana la citada nota, en la que, sin embargo, cuestiona frontalmente la competencia de la autoridad laboral para juzgar las razones de orden público, único argumento aducido por la División de Construcción Naval del INI en su orden de cierre patronal. Por el contrario, el Gobierno Civil de Vizcaya interpreta que este juicio es de su exclusiva competencia, y señala que no se siente obligado a compartir la resolución de la Delegación de Trabajo. En el mismo escrito, el Gobierno Civil de la provincia anuncia su intención de trasvasar a la comunidad autónoma vasca, esto es, a la Ertzaintza (la policía autonómica), el control del orden público en el conflicto de Euskalduna.

El 'sí' al cierre

Días atrás, responsables socialistas del Gobierno vasco justificaron el cierre patronal indicando que las instalaciones de Euskalduna estaban siendo utilizadas como base. logística en los enfrentamientos de los trabajadores y la policía.El abandono de la factoría por parte de las fuerzas antidisturbios abre ahora una serie de interrogantes sobre las garantías para el mantenimiento del orden público, toda vez que la Ertzaintza no había actuado hasta ahora en solitario en el prolongado conflicto que arrastran los astilleros vizcaínos.

Miembros del comité de empresa del astillero público acogieron con alegría la reapertura de la factoría. Asimismo, los representantes de los trabajadores de Euskalduna rechazaron los planteamientos que asimilan su conflicto laboral con un problema de estricto orden público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1988

Más información

  • La Ertzaintza deberá garantizar el mantenimiento del orden público a partir del lunes