Un 'no' al proceso de paz

, La fallida sublevación militar del pasado miércoles en Guatemala "constituye un intento, inadmisible, de retroceso al pasado y un no de una facción de las fuerzas armadas al proceso de paz actualmente en marcha en Centroamérica", afirmó ayer en Madrid Jorge Carpio, dirigente del partido opositor guatemalteco, Unión del Centro Nacional.

Carpio, que asistió en Madrid a las reuniones de la Internacional Socialista (IS) expresó su apoyo al Gobierno de Cerezo, aunque considera que los "errores políticos" cometidos por su rival en las elecciones presidenciales de 1985, han abonado el terreno. En este sentido, Carpio citó "la falta de seriedad, la corrupción y la implantación de una política tributaria que ha desplomado el nivel de vida de los guatemaltecos".

Más información

Carpio afirmó que también se trató de un golpe contra un eventual diálogo con la guerrilla en Guatemala, en el marco de un rechazo global a los recientes acuerdos de Esquipulas 2 y Sapoá. "Muchos comandantes rechazan las perspectivas de un acuerdo pacífico con la guerrilla, a la que consideran hay que aniquilar militarmente".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50