Consorcio nacional para modernizar los Mirage 3

El Ministerio de Defensa ha forzado a las empresas Construcciones Aeronáuticas, SA (CASA) y Ceselsa a que formen un consorcio para realizar la modernización de los 24 aviones Mirage 3 del Ejército del Aire, programa en el que se invertirán 21.300 millones de pesetas. Ambas empresas estaban compitiendo en el programa con diferentes socios extranjeros -CASA, con una firma de Francia, y Ceselsa, con otra de Israel-, pero Defensa ha optado por obligar a las dos empresas españolas a aceptar que el trabajo lo hagan entre las dos, con una mínima participación de socios extranjeros.CASA, principal empresa aeronáutica en España, integrada en el Instituto Nacional de Industria (INI), y Ceselsa, una de las más importantes empresas privadas del sector electrónico, han mantenido en los últimos meses una dura pugna por conseguir el contrato del programa. El pasado 23 de marzo, el Ministerio de Defensa, a través de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), envió a ambas firmas una carta en la que les explicaba las condiciones en que debía realizarse el programa.

En la carta, la DGAM explicaba que la modernización de los aviones debía hacerse sobre la base de una de las ofertas presentadas por Ceselsa, pero que la realización de los trabajos debía hacerla un consorcio formado por las dos firmas competidoras. Para la firma y consiguiente aceptación del plan de Defensa, se concedió a las dos empresas un plazo de 30 días. Las dos empresas lo suscribieron antes de concluir el plazo.

Según las condiciones impuestas por Defensa, Ceselsa realizará trabajos que supongan, como mínimo, el 60%. de la inversión prevista. CASA hará labores por las que facturará al menos el 2051. de esa inversión. El 15% restante deberá ser negociado en el futuro.

Siempre según el plan de Defensa, Ceselsa será la firma responsable de la modernización en el terreno de la aviónica -sistemas electrónicos de navegación aérea, comunicaciones o contramedidas-, mientras CASA será la encargada de realizar los trabajos correspondientes a la estructura de los aviones y a las pruebas finales de los aparatos.

CASA y Ceselsa serán consideradas en el consorcio como cocontratistas, mientras las firmas extranjeras que participen en el programa serán subcontratistas. CASA colaborará con la firma francesa Marcel Dassault, fabricante de los aparatos, y Ceselsa, con la israelí Israel Aircraft Industries.

La fórmula de modernización de los Mirage 3 elegida por el Ministerio de Defensa no ha sido la seleccionada inicialmente por el Ejército del Aire. Los técnicos de la Fuerza Aérea habían elegido la oferta más cara presentada por Ceselsa -preveía una inversión de unos 27.000 millones de pesetas-, que básicamente consistía en la modernización de los sistemas electrónicos del avión y en la instalación, en la parte delantera del aparato, de unas pequeñas alas denominadas canard.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 08 de mayo de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50