Jaime Messía huyó a Paraguay dos meses antes de que el Gobierno español solicitase al brasileño su extradición

, El aristócrata Jaime Messía Figueroa, prófugo de la Justicia española, huyó de Brasil a Paraguay dos meses antes de que el Gobierno español solicitase su extradición al Ejecutivo brasileño. España pidió a Brasil, hace escasos días, la entrega del vizconde de los Palacios de la Valduerna, así como la de Neus Soldevilla, condenada como inductora del asesinato de su marido. En el caso de la dulce Neus la demanda de extradición carece de total validez ya que la prófuga nunca ha estado en Brasil.

Fuentes próximas a Jaime Messía señalaron a este periódico que el aristócrata, sobre el que pesan dos procesamientos y otras dos implicaciones en estafas por valor de 700 millones de pesetas, abandonó Brasil a finales del pasado mes de enero, "días antes de que el ministro de Justicia, Fernando Ledesma, viajara a este país" para firmar un convenio de extradición mutua. Messía se encuentra actualmente, según estas fuentes, en Paraguay.

Sin embargo, el aristócrata considera su estancia en este país, dirigido por el dictador Alfredo Stroessner, como "provisional", según estas fuentes, ya que su intención consiste en establecerse definitivainente en Venezuela. La mujer del aristócrata, María Eugenia Martínez Capriles, nació en este último país, en el seno de una familia acomodada, y conserva la nacionalidad venezonala. Los cinco hijos del matrimonio poseen la doble nacionalidad.

La familia de Messía permanece de momento en España a la espera de finalizar algunas ventas de parte de su patrirrionio y de solucionar otras cuestiones domésticas, como el final del curso escolar, según las mismas fuentes. El proyecto del aristócrata es que una vez acabadas estas gestiones toda la familia se reuna en Venezuela. Fuentes Jurídicas han señalado que Messía, una vez instalado en Venezuela, al ser marido y padre de ciudadanos de este país, no tendría ningún problema ante una hipotética petición de extradición.

El aristócrata abandonó España en diciembre de 1987, ocho días antes de comparecer ante la Audiencia Provincial de Madrid en la vista oral del juicio por el secuestro del industrial ole joyería Recaredo González, por el que le pedían nueve años de cárcel. Messía se encontraba en igual situación jurídica por el atraco al industrial Felipe Batlló. Otros dos juzgados le acusan de estar implicado en sendas estafas.

Asimismo, el nombre del aristócrata ha aparecido en el sumario por la desaparición de Santiago Corella, el Nani. En una entrevista concedida a un medio de comunicación, el aristócrata dijo que él mismo había enterrado el cadáver de Corefia. Igualmente, estuvo procesado por su presunta implicación en el superatraco a una sucursal del Banesto en Madrid, en enero de 1985, del que se obtuvo un botín de 1.200 millones de pesetas.

De Wad-Ras a Colombia

Por su parte, Neus Soldevilla, que se fugó de la cárcel de Wad-Ras (Barcelona) aprovechando la concesión del régimen abierto, se encuentra actualmente en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias. El Ministerio de Asuntos Exteriores, a petición de la Fiscalía del Estado, ha solicitado su extradición a Brasil. Fuentes próximas a la dulce Neus han manifestado que, incluso, la prófuga nunca ha estado en Brasil.

La viuda del industrial Juan Vila Carbonell abandonó España en octubre de 1986 por la frontera de Badajoz y permaneció unos días en Portugal, en concreto en Lisboa, Setúbal y Fátima, según estas últimas fuentes. La dulce Neus marchó a Bogotá (Colombia) el 2 de noviembre de 1986. donde permaneció hasta junio de 1987, fecha en que se trasladó a San Antonio, pequeña localidad fronteriza de Venezuela. En el pasado mes de marzo, se estableció definitivamente en Cartagena de Indias, donde usa documentación falsa.

Neus Soldevilla había sido condenada en España a 28 años de prisión como inductora del aesinato de su marido Juan Vila Carbonell, en junio de 1981.

La petición de extradición cursada por España a Brasil del aristócrata y de la dulce Neus no se acoge al convenio firmado el pasado 2 de febrero por autoridades de ambos países, sino al denominado principio de reciprocidad, según informaron fuentes jurídicas. Por este principio, España estaría dispuesta a corresponder aceptando las petición de entrega de prófugos que pidiese Brasil. Estas últimas fuentes señalaron, además, que esta tentativa del Gobierno de Madrid "carece, de toda importancia", al no encontrarse ninguno de los dos prófugos en Brasil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 30 de abril de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50