Gorbachov pide calma a la población de Armenia y Azerbajan

El líder soviético, Mijail Gorbachov, intervino ayer personalmente en el conflicto nacionalista que enfrenta a las repúblicas de Armenia y Azerbajan a causa de la región autónoma de Nagorno-Karabaj, de población mayoritariamente armenia, pero bajo administración azerbajana. Gorbachov hizo un llamamiento a la calma a través de la radio y la televisión, que también pudo oírse en la plaza principal de la capital armenia, Eriván, donde se emitió por medio de un equipo de megafonía. La ciudad está prácticamente tomada por decenas de miles de personas llegadas de otros puntos de la república para exigir la devolución de Nagorno-Karabaj a Armenia, según informan residentes locales.

El mensaje del líder del Kremlin fue leído en Eriván por VIadimir Dolguikin, miembro candidato del Politburó, que se había desplazado expresamente a la capital armenia a principios de esta semana, según fuentes de la delegación armenia en Moscú.Gorbachov insistió, en su mensaje, en que los; problemas de estas repúblicas soviéticas no podían resolverse en "un clima apasionado", sino que exigían un cierto tiempo, y prometió que se pondrían en práctica medidas especiales destinadas a mejorar la situación de la población armenia en Nagorno-Karabaj, que representa una tercera parte del total (160.000 habitantes).

El mensaje del líder soviético fue difundido por medio de altavoces en la plaza de la Opera de Eriván, lugar donde se produjeron las manifestaciones nacionalistas de los últimos días. Entre los grupos nacionalistas locales, la alocución de Gorbachov suscitó "indignación", dado que no proponía "nada en concreto".

Ayer, según el militante nacionalista Paruir Airikian, numerosos contingentes, militares volvieron a tomar posiciones en la capital, especialmente alrededor de los principales edificios del centro y de la universidad. Estas mismas fuentes aseguran que unidades militares especiales llegadas de Moscú el pasado jueves se habían instalado en el palacio de deportes del club Dínamo. Los contactos telefónicos entre los corresponsales extranjeros y la capital armenia quedaron ayer restablecidas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS