Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN TORNO AL CANAL

Vivas a Omar Torrijos en la toma de posesión de Manuel Solís

Manuel Solís Palma, de 71 años, hasta ahora ministro de Educación, culpó a Estados Unidos durante su toma de posesión como "ministro encargado de la presidencia", en sustitución de Eric Delvalle, por entrometerse en los asuntos políticos internos de Panamá, y prometió que garantizará la celebración de los comícios generales previstos para el 9 de mayo de 1989."Se ha puesto en peligro la paz, la integridad territorial y el proceso de democratización. Se ha abierto el camino a la sedición violenta", subrayó Solís Palma, ex dirigente de la oposición al régimen actual.

En un discurso de 20 minutos, el nuevo mandatario prometió retomar la política exterior de no alineamiento, de libre autodeterminación de los pueblos y de apoyo al plan pacificador centroarnericano de Esquipulas 2, y se mostró contrario a la intervención de las potencias en la región. Solís Palma resaltó el "papel preponderante" de las Fuerzas de Defensa, que preside Noriega, en materia de soberanía, independencia nacional y en la culminación del proceso de liberación de este país.

Cuando el nuevo presidente se comprometió ante la Asamblea a "retomar el torrijismo pleno", unos 500 simpatizantes de los partidos gubernamentales instalados en las gradas de la Cámara aplaudieron de pie e hicieron ondear banderas políticas mientras coreaban con gran fervor consignas torrijistas.

"Omar está presente"

En plena madrugada del viernes, a voz en grito, se escucharon en el recinto parlamentario loas dedicadas al general Torrijos, muerto en un accidente aéreo el 31 de julio de 1981. "Se siente, se siente Omar está presente", repitieron en muchas ocasiones los presentes durante el discurso de Solís.Paradójicamente, Solís Palma fue exiliado por Torrijos después de 1968 por oponerse al golpe militar que, al mando del mítico general, fue ejecutado en contra del presidente Arnulfo Arias Madrid, de 87 años y actual líder de la oposición,

El respaldo a Noriega ofrecido por los partidos de la UNADE (Unión Nacional Democrática), por los mandos medios y el Estado Mayor del Ejército, por un importante sector ole la izquierda y los sindicatos va unido a ataques duros a la política norteamericana hacia Panamá.

Para los próximos días, las formaciones de la UNADE han convocado manifestaciones de todo tipo en diferentes zonas del país para respaldar al general Noriega y reivindicar la soberanía panameña en el canal de Panamá, cuestión que subyace tras muchos de los acontecimientos ocurridos estos días en el país centroamericano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1988