Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Sancho Rof sostiene que el origen del síndrome tóxico se conoció "en un tiempo récord"

Jesús Sancho Rof, ministro de Sanidad cuando se registraron las primeras muertes por el síndrome tóxico [1 de mayo de 1981] declaró ayer en el juicio de la colza que el origen de la enfermedad fue descubierto "en un tiempo récord" [el anuncio oficial se hizo el 10 de junio siguiente] En la sesión de la semana se produjeron graves tensiones después de que, tras un abucheo al diputado del PSOE Ciriaco de Vicente cuando entraba a declarar, el presidente del tribunal, José Antonio Jiménez Alfaro, ordenara desalojar la sala. El juicio estuvo interrumpido dos horas y continuó a puerta cerrada por la tarde.

,El ex ministro de Sanidad Jesús Sancho Rof afirmó que sufrió un acoso político cuando salió a la luz el síndrome tóxico, y explicó que su departamento no tenía competencias en lo referente a la distribución del aceite.Su diálogo con el abogado de la acusación particular Fernando Salas -representante de varias asociaciones de afectados- se produjo de la siguiente forma:

Salas. ¿Es cierto que usted dijo que Sanidad actuaba en este caso como el médico que atiende al enfermo, pero que algunos de sus compañeros del Gobierno con claras responsabilidades, como podían ser Industria, Agricultura, Hacienda, etcétera, decidieron desentenderse y dejar que los palos fueran a Sanidad?

Sancho Rof. No recuerdo haberlo dicho, pero alguna razón tiene usted.

S. ¿Quisiera usted decirme por qué tengo alguna razón?

S. R. En aquel momento, el tema se tomó como un arma política, y de hecho, en vez de colaborar con el Ministerio de Sanidad, lo que se hizo fue desviar responsabilidades a Sanidad, que podría tener algunas, pero, desde luego, no todas. En aquellos momentos se produjo un acoso al ministro de Sanidad, porque se planteó una batalla política global y se hizo de este tema un hecho político, en vez de tratar de colaborar en la solución, que sería lo lógico en cualquier momento.

S. ¿Piensa usted que hubo entonces responsabilidad por parte de sectores de la Administración?

S. R. No, yo no pienso ni tengo que pensar si hubo o no hubo responsabilidad, sino que yo lo que le puedo decir es que para mí está muy claro, y que no se interprete como que quiero eludir responsabilidades. Yo fui nombrado ministro a finales de febrero de 1981, y todo el mecanismo de circulación fraudulenta de un aceite de colza desnaturalizado, que es un producto industrial, se estaba produciendo desde mucho antes. En definitiva, basta leer el BOE para ver que las competencias en todo este tema están claramente situadas en otros organismos de la Administración que nunca ha sido el Ministerio de Sanidad.

[El ex ministro recalcó posteriormente que en su declaración se refería a un acoso político global del PSOE al Gobierno y a él en concreto y que con ello no quería hacer acusaciones contra sus compañeros de Gabinete].

Sancho Rof agregó: "Estoy convencido de que el tiempo que se tardó en descubrir este tema por los médicos españoles es un tiempo récord, dada la complejidad de la enfermedad, y así lo han reconocido especialistas mundiales y la OMS".

Incidente

El incidente ocurrido en la sesión de la mañana se inició cuando fue llamado a declarar el diputado Ciriaco de Vicente. Una parte del público -la sala tiene capacidad para unas 600 personas- le abucheó, y se oyeron voces de "traidor". El presidente del tribunal interrumpió la sesión y ordenó por dos veces el desalojo del auditorio.Los magistrados y los procesados salieron, mientras que el público se negó a abandonar el recinto por entender que el alboroto había sido muy leve y el tribunal no había hecho ninguna advertencia de un posible desalojo. El público estaba compuesto en su mayor parte por miembros de la Coordinadora de Asociaciones y de la Asociación de Afectados de Valladolid.

La Coordinadora de Asociaciones había difundido un comunicado con el siguiente texto: "Socialistaas, traidores y manipuladores de los afectados por el síndrome tóxico. Ciriaco de Vicente, diputado del PSOE, manipulador que has vendido con tu silencio a los afectados, danos las metralletas que nos ofreciste para defender nuestra salud. El Gobierno de la UCD, culpable del mayor envenenamiento de la historia del Estado español. Nosotros os condenamos a la culpabilidad como a aquéllos que comerciaron con el aceite tóxico de colza".

Varios abogados de los afectados elaboraron un escrito en el que pidieron al tribunal que reconsiderase su postura, y ante la negativa de los magistrados, aconsejaron a los afectados que abandonaran la sala. Las acusaciones formularon una protesta por considerar desproporcionada la decisión del tribunal.

Dos horas después de iniciado el incidente, se reanudó la sesión a puerta cerrada, con la declaración de Ciriaco de Vicente.

De Vicente había anunciado en la sala y posteriormente en manifestaciones a los periodistas que no se había sentido coaccionado y que deseaba declarar en público. La sesión de la tarde se desarrolló con normalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de febrero de 1988