Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soto del Real quiere hacer un referéndum sobre la construcción del penal en el pueblo

El Ayuntamiento de Soto del Real pretende realizar un referéndum en el pueblo sobre el proyecto de la Comunidad de Madrid de construir un penal para 350 mujeres en la finca de La Gamosa, en dicha localidad, para lo que sólo espera un permiso de la presidencia de Gobierno. La pregunta que se haría a los vecinos, aprobada en un pleno municipal, sería: "¿Aprueba usted la construcción de un penal dentro del término municipal de Soto del Real o su comarca?".El alcalde de Soto, Domingo Eladio Navarro, del Centro Democrático y Social (CDS), afirmó que el Ministerio de Justicia ha confirmado la ubicación de la cárcel en su municipio. Navarro manifestó que, de llevarse a cabo el proyecto, los vecinos, de Soto serían los primeros en entrar en ella, e incluso permanecerían encadenados dentro de sus muros. Por su parte, el gabinete de Prensa del Ministerio de Justicia declinó ayer hacer cualquier comentario sobre la cuestión.

El consejero de Política Territorial, Eduardo Mangada, tenía previsto dar a conocer ayer a la Asamblea de Madrid la ubicación de los centros penitenciarios en Madrid.

El diputado de Alianza Popular (AP) José Martín Crespo, antes de realizarse la comisión informativa con Mangada, manifestó que la ubicación del penal en Soto del Real es equivocada. Crespo especificó que el problema es general y no de una población. "Se han rechazado otras alternativas y no se ha informado a los alcaldes", añadió Crespo.

El próximo jueves, el CDS presentará en la Asamblea de Madrid una moción en contra de la instalación del centro penitenciario en Soto del Real.

El entorno donde se quiere edificar el penal colinda con el parque regional de la cuenca alta del Manzanares y la finca donde se quiere construir es un 'terreno no urbanizable y de especial protección ganadera". La mayor parte de los 2.000 vecinos de Soto del Real vive del turismo y de la construcción.

En el mes de enero de 1987 se realizaron dos manifestaciones en contra de la implantación del penal. En la última, unas 1.500 personas cortaron el tráfico durante una hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988