Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Un dúo desconcertante

La gran cantidad de conciertos, la existencia de varias series de abono y la nocturnidad de la hora en día laboral creo que fueron causas suficientes para explicar que el recital del violinista Spivakov y el pianista Blok no gozase de la asistencia que merecía.VIadimir Spivakov, que actualmente frecuenta la dirección de orquesta, es un violinista de excelentes medios y singular sensibilidad, fruto maduro de la escuela soviética de Yankelevich. El pianista Leonid Blok, que cuenta con una segura técnica y una larga experiencia concertante, no es quizá el que mejor conviene a las características de Spivakov, por la fuerza y sequedad de sus matices y acentos y la tendencia a un estilo cortante. Entre los dos hicieron una bella versión de la Sonata en sol, opus 78, de Brahms, y otra, más desconcertante aunque no desconcertada, de la Sonata en do menor, opus 30, número 2, de Beethoven.

Recital de Spivakov y Blok

VIadimir Spivakov (violinista) y Leonid Blok (pianista). Obras de Beethoven y Brahms. Teatro Real, 26 de enero.

El virtuosismo, entre cálido y melancólico, de Spivakov circuló libremente por las danzas alemanas de Beethoven, las húngaras de Brahms y una cadena de propinas recibidas con entusiasmo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1988