Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'ROCK'

Melodías de un amigo

Lloyd Cole and the Commotions, una de las bandas representativas de la generación pop escocesa de esta década, mejoró su primera actuación madrileña de hace menos de dos años. Los músicos se encontraron con su gente, mediante su razón artística única, buenas y fláciles canciones, como Perfect Skin, Brand-new friend o Lost Weekend.Los seis se deleitan en cada tema, miman su concepto, su atención, no se alteran, no se irritan, se miran y se confunden en el entusiasmo disimulado de melodías de belleza siempre complaciente. Este joven Cole, poeta rockero de corazón pesimista y espíritu amigable, no oculta su voz débil, la modula con mínimos registros y la arrastra en sentimientos fieles a las palabras que se cuentan y a las notas que se cantan, con ironía, melancolía o despecho. Acierta porque no se distingue lo que cuenta de lo que canta.

Recital Lloyd Cole aud the Comwtions

Lloyd Cole (voz y guitarra); Neil Clark (Guitarra); Lawrence Donegan (bajo); Stephen Irvine (batería); Dave Cummings (teclados), y Ken Campbell (segunda guitarra). Sala Jácara. Madrid, 26 de enero

Esa escasa voz del cantante de Glasgow quizá obliga a una instrumentación relajada y nunca furiosa. Sus conciertos han de escucharse principalmente sin esperar efectos de imagen sensacionales o subidas de tonos excitantes. Tocan piezas sencillas de tiempos calmados y textos curiosos. Y en España no se distingue entre recitales rockeros rápidos para espectadores marchosos de a pie y estos otros, más tranquilos, en los que el asistente merece un asiento para apreciar detalles menos ostentosos pero probablemente más enriquecedores, para disfrutar por ejemplo de la dulzura de Are you ready to be heartbroken, un cautivador himno contemporáneo de voz, la de Lloyd Cole, y guitarra acústica, la de Neil Clark.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1988