Una póliza de seguros

De camino hacia su residencia de California donde pasará la tradicional fiesta de Acción de Gracias, el presidente norteamericano, Ronald Reagan, se detuvo ayer en la ciudad de Denver, en el Estado de Colorado, y pronunció un discurso en las instalaciones que posee en esta ciudad una de las grandes compañías armamentistas del mundo, Martin Marietta, que forma parte del grupo de empresas privadas que trabajan en la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI). El discurso fue retransmitido en directo a toda Europa por la cadena de televisión CNN.Reagan, que para entonces ya conocía el resultado de las negociaciones entre Shultz y Shevardnadze en Ginebra, hizo una defensa apasionada de la SDI ante un auditorio compuesto por los técnicos que trabajan en ella.

Más información

Reagan aseguró que la URSS lleva más de 10 años trabajando en un proyecto similar que, dijo, "les ha costado miles de millones de dólares". El presidente de EE UU hizo una apología de cómo los pueblos se las han ingeniado para defender su independencia para acabar comparando la SDI a una póliza de seguros.

"Renunciar a la SDI es un precio demasiado alto que pagar por ningún acuerdo", añadió Reagan, quien posteriormente explicó un comentario que le hizo al líder soviético, Mijail Gorbachov, en uno de sus encuentros. "Nuestros países no tienen diferencias porque están bien armados", aseguró que le dijo, "sino que están bien armados porque tienen diferencias".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50