Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

El consejo del Banco Popular trata de controlar por encima del 14% del capital para evitar acciones 'hostiles'

Los temores a posibles actuaciones hostiles de compra de acciones por parte de inversores no deseados ha provocado distintos movimientos según cada una, de la entidades financieras afectadas. En unos casos se han buscado, en palabras del secretario general del Banco Popular, Manuel Martín, "tiburones amistosos" que impiden la llegada de otros que no lo son. Otras entidades han tratado de inutilizar las compras recomprando lo ya adquirido y otras, en fin, han buscado la salida al exterior, sin derechos, políticos de las acciones.Las reacciones ante los ataques, hostiles o no, de grupos de inversión dispuestos a adquirir un paquete significativo de acciones han puesto en marcha la imaginación de los gestores de las entidades. El Banco Popular, que a mediados de octubre presentó los resultados correspondientes al tercer trimestre del año, y ante las distintas noticias de que diverosos grupos -March, Conde-Abelló y algún otro- tenían en aquellos días participaciones cercanas o superiores al 2,5%, señalaba, a través de su secretario general, "bienvenidos a la cocina del banco -al consejo de administración- los que juegan fuerte con su dinero apostando por el porvenir de la empresa". Pero, a continuación de este deseo de buena voluntad dejaba claro que una cosa era la cocina y otra, muy distinta, el banco de verdad.

Manuel Martín decía que "podemos crear nuestros propios tiburones ampliando la lista de compradores de acciones para evitar una eventual concentración hostil". Y es, en definitiva, lo que están haciendo. Mientras el grupo March, por ejemplo, tiene en estos momentos algo más del 3% del capital del Banco Popular, el "núcleo duro" que se está formando en torno al consejo de administración del Popular puede llegar a controlar cerca del 15% dentro de un par de meses. Los tiburones amistosos se han puesto en marcha a una sola voz.

Controlar la cocina

El secretario general del Banco Popular señalaba hace poco más de un mes que "entre el consejo de administración formal y el consejo en la sombra de esta entidad se nuclea en torno al 8% de capital". Dos meses y medio después este porcentaje se va a duplicar mediante la incorporación de nuevos accionistas afectos a la actual gerencia y propiedad del banco.Los posibles tiburones hostiles tendrán que reconsiderar si su posición accionarial da para algo más que ara mantener una inversión segura que ofrece unos rendimientos anuales determinados, Fiero que en ningún caso servirá para ejercer el poder y mucho menos "meterse en la cocina", o si por el contrario, deciden desprenderse de forma paulatina de su paquete de acciones al no poder alcanzar los objetivos que: se podían haber marcado y que, en ningún caso, han sido reconocidos de forma oficial nunca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1987