Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROCESO DE CONCENTRACIÓN BANCARIA

López de Letona: de la tecnocracia a la banca

José María López de Letona y Núñez del Pino, vicepresidente y consejero-delegado de Banesto, es un burgalés que nació en 1922, terminó la carrera de ingeniero de caminos en 1949, inició su actividad profesional en la empresa, pasó después a la política durante el franquismo y volvió luego a la empresa, para terminar como una de las principales cabezas de fila de la banca: está designado para asumir, en diciembre próximo, la presidencia del Banco Español de Crédito.El primer puesto directivo lo obtuvo López de Letona -en compañía de su primo Rafael del Pino- en la empresa Vías y Construcciones, SA, constructora de vías férreas. Empezaba entonces la década de las cincuenta, cuando ofrecía las primeras muestras de agotamiento la autarquía franquista, a la que, tras los pactos del régimen con Estados Unidos y con el Vaticano, posteriormente iban a contribuir a poner fin sus amigos los tecnócratas del Opus Dei.

Mientras colaboraba en la fundación de la constructora Ferrovial con Del Pino y con otros personajes de alta resonancia posterior -Lepoldo Calvo Sotelo y Claudio Boada, actual presidente del Banco Hispano Americano-, José María López de Letona escaló puestos en Vías y Construcciones: director general en 1955 y miembro del consejo de administración en 1960.

La economía española estaba ya embarcada entonces, con su plan de estabilización y con los planes de desarrollo, en una etapa de reencuentro con un sector exterior que disfrutaba del auge iniciado tras la II Guerra Mundial. Laureano López Rodó, ministro comisario del Plan de Desarrollo y cabeza de los tecnócratas, nombró a López de Letona subcomisario y le confió la programación industrial.

Los tecnócratas reforzaron su posición en 1969 con la salida del Gobierno de los azules. Se inaugura la generación de los lópeces, y Letona alcanza la titularidad del Ministerio de Industria. Desde allí impulsó la reorganización del Instituto Nacional de Industria (INI); situó al frente del mismo a Claudio Boada y dedicó especial atención al sector energético y a Enagas, cuya presidencia fue para Rafael del Pino.

Tras su salida del Gobierno, en 1974, compatibilizó la presidencia de Empetrol con la fundación del grupo privado Interholding. Una aventura compartida con Calvo Sotelo y Del Pino y en la que Mariano Rubio, actual gobernador del Banco de España, llegó a desempeñar la dirección general. Muerto Franco, José María López de Letona figuró como miembro de la terna que se propuso para sustituir en la presidencia del Gobierno a Carlos Arias Navarro. El sucesor, Adolfo Suárez, le nombró gobernador del Banco de España. López de Letona nombró a Mariano Rubio subgobernador del banco emisor, puesto en el que permaneció hasta que hace tres años y medio fue nombrado gobernador. Tras dejar el banco emisor en 1978, cuando empieza a aflorar la crisis bancaria, José María López de Letona pasa de consejero a una de las filiales de Banesto, el Banco de Madrid. López de Letona ocupó este puesto en 1981, tras desempeñar durante varios años la presidencia de la patronal de los contructores de obras públicas, Seopan.

La entrada de López de Letona en Banesto se produce en enero de 1986, como consejero, para ocupar la vacante dejada por la muerte en accidente Gregorio López Bravo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1987