La CE responderá la semana próxima a la petición de ingreso de Marruecos

Los embajadores de los doce ante la Comunidad Europea pusieron a punto ayer la carta que será entregada la semana próxima al rey Hassan II de Marruecos en respuesta a su solicitud de ingreso en la CE, formulada el pasado mes de julio. El presidente de la Comisión Europea, el francés Jacques Delors, viajará, por otra parte, a Rabat a principios de octubre.

La misiva definitiva remitida al soberano alauí es el borrador elaborado por el titular danés de Asuntos Exteriores, Uffe Ellemann-Jensen, que preside actualmente el Consejo de Ministros de la Comunidad, apenas retocado por los embajadores en su reunión de ayer.

El texto señala las dificultades existentes, a causa del artículo 237 del Tratado de Roma, para ampliar la Comunidad a un país no europeo, pero agradece al monarca el interés demostrado por profundizar los lazos con los doce y promete seguir desarrollando la cooperación con el reino alauí, que no descarta ampliar a otros aspectos.

En discusiones preparatorias, los expertos de los Estados miembros de la Comunidad Europea dieron un repaso a los escasos capítulos en los que Bruselas podría ahondar su cooperación con Rabat. Casi todos los productos industriales marroquíes tienen ya libre acceso a la CE sin pagar arancel.

En materia agrícola, la Comunidad garantiza el mantenimiento de las exportaciones tradicionales marroquíes, incluso para los productos en los que es excedentaria.

Aunque están pendientes de la firma, los nuevos protocolos consagran la cantidad de 45.360 millones de pesetas a la ayuda financiera y son, entre todos los países mediterráneos, los que han experimentado el mayor incremento (62,8%) con relación al anterior ejercicio.

Sólo en materia social, a propósito de los derechos de los emigrantes marroquíes, y en la política pesquera, donde el acuerdo quinquenal que sustituye al bilateral entre España y Rabat debe aún ser negociado, se podrían hacer nuevas concesiones, estiman algunos expertos en temas comunitarios de la capital belga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50