TRIBUNALES

El ginecólogo Germán Sáenz de Santamaría afronta el primero de una serie de juicios por practicar abortos

El ginecólogo malagueño Germán Sáenz de Santamaría fue juzgado ayer del primero de los cuatro procesos que tiene pendientes por presuntos delitos de aborto. Junto a Sáenz de Santamaría se sentaron en el banquillo de la Sala Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga un estudiante de Medicina, una joven acusada de haber abortado y mujer que presuntamente la acompañó hasta la clínica. El próximo lunes, el ginecólogo malagueño comparecerá de nuevo ante los tribunales por un supuesto aborto realizado a una menor, víctima de abusos sexuales por parte de un pariente.

El caso visto ayer se remonta a julio de 1985, cuando fue detenida en Murcia María Asunción Rodríguez, que declaró ante la Guardia Civil haberse sometido a un aborto en la clínica del doctor Sáenz de Santamaría. Esta declaración fue posteriormente negada por María Asunción, que ejercía la prostitución en la capital murciana.Ayer, ante el tribunal, la acusada volvió a negar que hubiese abortado, y la mujer que presuntamente la acompañó hasta Málaga, Florencia Camacho, aseguró que no conoce a María Asunción y que no ha estado en Málaga en los últimos siete años.

Sáenz de Santamaría fue acusado por el fiscal de que el aborto se había realizado con su consentimiento, a pesar de que en esa fecha él no se encontraba en Málaga, extremo sobre el que prestó testimonio un ex guardia civil, empleado en los apartamentos donde descansaba el ginecólogo.

En su intervención, Sáenz de Santamaría insistió en sus planteamientos favorables al aborto libre, declaración que, en opinión del fiscal, induce a que las personas de su clínica realicen prácticas abortivas ilegales. El abogado de Sáenz de Santamaría, Pedro Apalategui, recordó que la habitualidad debe ser probada e insistió en la presunción de inocencia y en la falta de pruebas.

El inculpado como autor material del aborto, el estudiante de Medicina Valerio Enfedaque, rechazó haber realizado la interrupción del embarazo y aseguró que él acudía sólo durante unas horas a la clínica de Sáenz de Santamaría para hacer prácticas.

El martes, la sentencia

Después de hora y media de sesión, el fiscal se ratificó en sus decisiones de cinco años de prisión para Sáenz de Santamaría y Valerio Enfedaque, un año para Florencia Camacho y dos meses para María Asunción Rodríguez. Los abogados defensores pidieron la libre absolución de los acusados. La sentencia se conocerá el próximo martes.Sáenz de Santamaría tiene pendientes otros tres procesos por prácticas abortivas, entre los que destacan el abierto en noviembre de 1986, en el que están implicadas unas 50 personas, entre pacientes, médicos y personal de la clínica. En esta ocasión, Sáenz de Santamaría y los ginecólogos Alberto Stolzemburg y Ernesto Ritwagen obtuvieron la libertad, después de 40 días en la cárcel, tras depositar una fianza de 10,5 millones de pesetas. En este sumario, el fiscal pide 34 años de prisión para Sáenz de Santamaría y un total de 48 años para los otros médicos implicados.

De los procesos pendientes sólo está fijada la fecha de uno, que se celebrará el próximo lunes día 21, sobre el caso de una menor de 14 años embarazada de un pariente que actualmente cumple condena en la cárcel de Granada. Los hechos que se juzgarán el lunes se remontan a octubre de 1984.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50