'Vinho verde'

EMILIO MARTÍNEZ, Los toros portugueses de Murteira en nada se parecían a lo que se espera de un toro bravo. Diríase que por sus venas corría el vinho verde de su país en lugar de sangre brava. Tal vez este vinho fuera el culpable de los continuos y excesivos cambios que sufrían en su comportamiento, de sus embestidas en zig-zag. Precisamente por todo esto, la corrida mantuvo el interés y la emoción.

Ruiz Miguel pudo, a base de aguante, a su primer toro, veleto y buido. No crepitó el arte, pero sí la autenticidad de la fiesta. El cuarto era más alto casi que él, quien, con la mano baja, volvió a dominar. Tampoco fue una labor rutilante pero sí gallarda, que rubricó con un gran estoconazo.

Murteira / Ruiz Miguel, González, Oliva

Toros de Murteira Grave con trapío, descastados y broncos. Ruiz Miguel: ovación; oreja. Dámaso González: ovación en los dos. Emilio Oliva: oreja; aviso y silencio. Plaza de Albacete, 17 de septiembre. 10ª y última corrida de feria.

También mucho interés tuvo la lidia que Dámaso González aplicó a su primero. Cuando a base de consentirle, con mucha ciencia, iba a estirarse, el animal se rajó. El playero quinto golpeó a Dámaso en un brazo y éste nada pudo hacer.

Oliva demostró valor y arrojo con el tercero, al que toreó por bajo algo despegadillo. Con el último no se acopló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de septiembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50