Interior nombra mediante la designación al portero del Gobierno Civil de Segovia

El Ministerio del Interior ha publicado en el Boletín Oficial del Estado del 1 de septiembre la cobertura por libre designación del puesto de portero mayor del Gobierno Civil de Segovia, con un nivel 8 en las escalas administrativas (sobre un total de 30). Ésta es una de las prácticas con las que se han propuesto acabar el secretario de Estado para la Administración Pública, Teófilo Serrano, y los representantes de las centrales UGT, Comisiones Obreras y Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), que mantuvieron ayer una reunión de dos horas.El puesto de portero mayor del Gobierno Civil es uno de los 208 de libre designación publicados el 1 de septiembre en el diario oficial, de los cuales casi la mitad, 95, corresponden al Ministerio de Economía.

Todos los días 1 y 15 de cada mes se publican en el boletín las convocatorias de plazas para libre designación. Una vez abierto el concurso, los funcionarios situados en un nivel que no sea inferior en más de dos escalones podrán optar al puesto, teóricamente, enviando sus solicitudes para el ascenso o el traslado. En la práctica, este tipo de instancias son infructuosas: los empleos otorgados mediante libre designación -sistema que se ideó para puestos de confianza- no requieren ningún tipo de prueba o concurso de méritos o antigüedad, ni precisan algún baremo objetivo ni explicaciones posteriores tras la designación; y por tanto suelen estar concedidos de antemano.

Este mecanismo sirve para mejorar notablemente la situación de los funcionarios, bien por ascenso, por traslado, por complementos retributivos, o por circunstancias como la que, por ejemplo, afecta al portero del Gobierno Civil de Segovia: la residencia le saldrá gratis en un piso céntrico, porque la persona escogida deberá habitar obligatoriamente en el centro de trabajo, el propio Gobierno Civil, edificio que dispone de una vivienda destinada a tal fin.

El portero del gobierno civil cobrará unas 80.000 pesetas al mes, que incluyen un complemento específico de destino de 13.512 pesetas.

El Gobierno socialista ha utilizado el procedimiento de libre designación para ascender a 25.000 funcionarios, entre 1984 y 1987. El Ministerio para las Administraciones Públicas intenta pactar con los sindicatos una ley que limite este mecanismo a sólo los altos empleos de los ministerios y organismos del Estado (a partir del nivel 26 y las secretarias de los altos cargos), lo que ha encontrado reticencias entre los gestores públicos de varios departamentos.

Limitación

Los reunidos ayer, según indicaron al salir de la entrevista, se mostraron de acuerdo en limitar los ascensos digitales, si bien los representantes de CSIF fueron más allá de los criterios del Gobierno y reclaman la generalización del concurso incluso para los puestos de los niveles más altos, entre ellos el de subdirector general (nivel 30), el cargo más alto de la carrera administrativa (el siguiente escalón, director general, es ya cargo político).

Los representantes sindicales se han comprometido a presentar por escrito, para su examen en una nueva reunión, las enmiendas al borrador que les ha entregado el ministerio, encaminado a modificar la ley de la Función Pública, promulgada en 1984 y declarada en junio parcialmente inconstitucional. Aprovechando el nuevo trámite parlamentario, se introducirán las reformas que pacten ahora Administración y sindicatos.

Los puntos que todos los asistentes a la reunión de ayer prevén más conflictivos en esta serie de negociaciones son la definición de las misiones del funcionario para distinguirlas de las que desempeña el personal laboral (contratado), y la consolidación de los niveles en los funcionarios que ascenderán por concurso. Según proyecta el Gobierno, un funcionario situado en un nivel 22, por ejemplo, que obtiene por concurso un nivel 25, consolidará un nivel 24 (es decir, sólo dos por encima del que tenía). Los sindicatos piden que consolide el nivel obtenido.

Sobre la firma

Álex Grijelmo

Subdirector de EL PAÍS y doctor en Periodismo. Presidió la agencia Efe entre 2004 y 2012, etapa en la que creó la Fundéu. Ha publicado una docena de libros sobre lenguaje y comunicación. En 2019 recibió el premio Castilla y León de Humanidades. Es miembro correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS