Crítica:CINECrítica
i

Una bella película

Formado en algunas producciones independientes, por lo general mediometrajes, de la televisión británica, Michael Radford hizo con este filme su primera incursión, hace de esto cinco años, en el lenguaje cinematográfico puro. El resultado, pese a las imprecisiones y balbuceos -en realidad muy pocos-, propios de los primerizos, es bueno. En ocasiones, incluso excelente.Cuenta el filme una nada fácil de contar historia de amor entre una campesina escocesa y un prisionero italiano durante los últimos momentos de la II Guerra Mundial. Lo hace como ha de hacerse, afrontando la línea de mayor resistencia, despojando el relato de adornos y poniendo toda la credibilidad de éste encima de los hombros de los actores, que -en especial la actriz protagonista- sacan adelante y ponen muy arriba los acordes líricos de un delicado, triste y amargo poema visual.

En otro tiempo, en otro lugar

(Another time, another country)Dirección y guión: Michael Radford. Fotografía: Roger Deakins. Música: John McLeod. Producción: Simon Perry. Reino Unido, 1982. Intérpretes: Phillys Logan, Giovanni Mauriello, Gian Luca Favilla, Claudio Rosini, Paul Young. Estreno en Madrid (en versión original subtitulada): cine Renoir.

La película es rigurosa y sencilla. Deja ver la mano no temblorosa de un cineasta con ideas claras, que sabe hacer cine y que tiene -y sobre todo tendrá- algo suyo que decir en él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50