Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Síntomas no alarmantes

Quiero hacer público mi exacerbado elogio y aplauso al sistema sanitario que disfrutamos en nuestro país, con especial referencia a la cualificación y competencia profesional del personal médico del servicio de urgencias de la residencia de la Seguridad Social Santa Rosa de Lima, de Lorca (Murcia), ya que gracias a su brillantísima intervención y a sus acertados diagnósticos ("enfriamiento", "infección de orina"), mi hermano permanece desde hace 23 días en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital General de Murcia, adonde fue trasladado e ingresado en estado gravísimo a riesgo de su vida.Durante los días 17, 18, 19 y 23 de junio fue asistido por cuatro facultativos del mencionado servicio de urgencias, sin que para ellos los síntomas que venía presentando, tales como fiebre, vómitos, dolor de cabeza, rigidez de nuca, leves convulsiones y ciertas incongruencias en sus expresiones, fueran alarmantes, sino efectos de la fiebre producida por la infección de orina. Todos estos síntomas eran producidos ni más ni menos que por la encefalitis vírica que tenía desde el primer momento, y que le fue diagnosticada de inmediato tras su traslado a Murcia. Todavía se desconoce el tiempo que mi hermano ha de permanecer en la UCI, así como las secuelas que le ha ocasionado la enfermedad y el tiempo que necesitará para su ¿total? recuperación, ya que su estado aún es grave. Mi hermano tiene 21 años, empezaba a labrarse un futuro con un trabajillo que había encontrado, lo que tendrá que, posponer hasta que consiga salir íntegro de sus lesiones después de una larga y costosa rehabilitación.- Ascensión Martínez Valverde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 1987