Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lusinchi ordena al Ejército ocupar la ciudad de Mérida

El presidente de Venezuela, Jaime Lusinchi, de Acción Democrática (AD, socialdemócrata), ordenó a las fuerzas armadas ocupar la ciudad de Mérida, situada en la región andina, a unos 700 kilómetros al suroeste de Caracas, para controlar los motines estudiantiles desencadenados por la muerte de un estudiante en el Estado vecino de Trujillo.Desde hace meses Venezuela vive un conflicto estudiantil que se ha extendido a todo el país. En marzo un abogado mató a un estudiante en Mérida. Este suceso, aparentemente accidental, desencadenó una ola de protestas y motines en la ciudad andina, donde estudiantes y personal vinculado a la universidad constituyen la mayoría de la población.

Los incidentes de Mérida se propagaron al encontrar terreno abonado en otras universidades venezolanas, donde se unieron a la protesta solidaria con reivindicaciones académicas locales.

Las autoridades consideraron los incidentes como obra de "elementos subversivos, infiltrados entre los estudiantes" y respondieron con la represión. Varios estudiantes fueron entregados a la justicia militar. Esto provocó huelgas de hambre en la universidad de Oriente, en Caracas, y protestas solidarias en la capital.

El pasado jueves, cuando en la universidad de Oriente se lograba un pacto para poner fin a las protestas estudiantiles, en el otro extremo de Venezuela, en las universidades andinas de Trujillo y Mérida, estallaron nuevos incidentes con la muerte de un estudiante, varios heridos graves, decenas de detenidos y motines.

En la noche del jueves (madrugada de ayer en España) el presidente Jaime Lusinchi declaró ante las cámaras de televisión que había ordenado al Ejército restablecer el orden en la ciudad de Mérida.

Con tono irritado, Jaime Lusinchi advirtió que, "en ejercicio pleno de nuestra responsabilidad, hemos ordenado que salgan a la calle las fuerzas armadas porque no podemos permitir que la subversión y el bandolerismo tomen a Mérida. Vamos a actuar con toda serenidad y respeto, pero no vamos a aceptar provocaciones, ni a tolerar que la subversión que existe se adueñe de este país".

Los nuevos incidentes en Mérida fueron la reacción a la muerte, en la tarde del jueves, de un estudiante en Trujillo. El joven, de 25 años, que estudiaba y trabajaba de camarero en una cafetería universitaria, murió de un balazo durante los choques entre estudiantes y policía.

Las dos partes enfrentadas se inculpan de la muerte del estudiante. La policía acusa a infiltrados y los estudiantes a los policías.

Incidentes en Caracas

En protesta por lo ocurrido en Trujillo, inmediatamente en Mérida se produjeron motines, con asaltos a locales del partido en el poder, a dependencias gubernamentales y comercios. También ocurrieron incidentes en Caracas, donde estudiantes de los cursos nocturnos quemaron neumáticos de vehículos en las calles de la ciudad universitaria.El presidente de Venezuela dijo que los estudiantes no deben dejarse utilizar por los que "están buscando provocaciones" y denunció la presencia en Mérida de elementos ajenos a la universidad.

Jaime Lusinchi criticó a "los grupos de diputados que se amparan en sus credenciales de parlamentarios para ejercer la provocación en el país".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de julio de 1987

Más información

  • Un estudiante muere en los disturbios en Venezuela