50 AÑOS DE LA MUESTRA DE PARÍS

Una exposición recuerda el Pabellón Español de 1937

La exposición sobre el Pabellón Español en la Exposición Internacional de París de 1937, inaugurada ayer en el Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid, tiene como objetivo rendir homenaje a los artistas que representaron a la España republicana y recordar el Pabellón Español, "un lugar mítico en nuestra conciencia colectiva que significó el dolor y la esperanza del pueblo español". El director general de Bellas Artes y Archivos, Miguel Satrústegui, dijo estas palabras en la presentación de la exposición, que permanecerá abierta al público hasta el 1 de septiembre. En la misma figura gran parte de las obras expuestas en 1937, excepto el Guernica, que permanece en el Casón del Buen Retiro, y piezas perdidas de Joan Miró y Alberto Sánchez.

Más información

Las obras maestras que por encargo del Gobierno de la República se expusieron en el Pabellón Español de la Exposición Internacional de París de 1937, proyectado por los arquitectos Luis Lacasa y Josep Lluís Sert como una integración de la arquitectura y las artes plásticas, fueron el Guernica y varias esculturas de Picasso; la escultura La Montserrat, de Julio González; la escultura de 13 metros El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella, de Alberto Sánchez; el mural El payés catalán en revolución, y la Fuente de Mercurio, del escultor Calder.Junto a ellas se mostró una amplia colección de pinturas de guerra, enviadas por la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de Euskadi, así como secciones de artes populares y artesanía, fotomontajes, ediciones, publicaciones y actividades de cine y espectáculos.

La exposición presenta una amplia información fotográfica de¡ Pabellón Español, junto con dos maquetas. Un audiovisual sitúa el contexto histórico e internacional de la participación de España en plena guerra civil Junto a una fotografía del Guernica, las esculturas de Picasso La dama oferente, La bañista y Cabeza de mujer, los grabados de Sueño y mentira y dibujos previos del Guernica; la escultura La Montserrat, de Julio González, y la Fuente de Mercurio, de Calder.

Arte de la guerra

También hay obras de Solana, Alberto Sánchez, Horacio Ferrer, Ramón Gaya, Ramón Puyol, Eduardo Vicente, Gregorio Prieto, Francisco Mateos, Manuel Ángeles Ortiz, Enrique Climent, Emiliano Barral y Pérez Mateo; una colección de artistas vascos, como Arteta, Tellaeche, Regoyos, Zubiaurre, Arrúe y Bienabe, y trajes populares del Museo del Pueblo Español.La recuperación de obras de saparecidas tras su exhibición en el Pabellón Español fue otro de los objetivos de la investigación iniciada hace dos años, según Josefina Alix, comisaría de la muestra. Fruto de estos estudios ha sido el reciente hallazgo de gran parte de las obras que estuvieron en París y fueron devueltas a Barcelona, donde se encontraba entonces el Gobierno republicano. Estas obras, propiedad del Estado español y en depósito en el Museo de Arte Moderno de Barcelona, han permanecido ocultas durante 50 años en los almacenes del palacio nacional de Montjuïc.

También se ha recuperado la maqueta original en yeso, de Alberto Sánchez, aunque sigue en paradero desconocido la gran escultura en cemento y el mural de Joan Miró. En cambio, los estudiosos no han podido encontrar documentos sobre La Montserrat, de Julio González, actualmente en el museo Stedelijk de Amsterdam, comprada en 1950 a la hija del escultor.

La exposición ha tenido un presupuesto de 30 millones de pesetas. Se ha publicado un libro catálogo con textos agrupados en capítulos sobre la exposición de París, la organización de la participación española, la arquitectura del pabellón, la sección de artes plásticas, los artistas en el pabellón, la vanguardia histórica y el realismo, las secciones de arte popular y fotomontajes, la participación de la Generalitat de Cataluña y del Gobierno de Euskadi, las odiseas de las obras, de arte presentadas en el pabellón: el proceso de recuperación y las pérdidas, las exhibiciones cinematográficas y la relación de los artistas y sus obras.

Para la exposición han prestado obras los museos Picasso y Pompidou, de París; el Museo del Prado y el Museo Español de Arte Contemporáneo, de Madrid; el de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Moderno de Barcelona, así como de colecciones particulares.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción