ESCALADA TERRORISTA EN CATALUÑA

Interceptado un mensaje de ETA al comando Barcelona

La Guardia Civil ha interceptado un mensaje de ETA a los miembros del comando Barcelona detallándoles el modelo y los colores de los vehículos que deben localizar para camuflar sus coches bomba. En la relación había camiones, camionetas, automóviles y motocicletas. Estas instrucciones se encontraban en el interior del Renault 12 incautado por la Guardia Civil en un área de servicio del tramo de la autopista A-7 (Barcelona-Martorell) el pasado día 6 de junio, junto a 110 kilos de explosivos.A pesar de que las autoridades temían que tras parón electoral -atribuido a que HB hacía campaña en Cataluña- podrían reanudarse los atentados de ETA, el hallazgo casual de aquellos explosivos les hizo albergar la esperanza de que la organización terrorista estaría inactiva durante algún tiempo. Esa creencia empezó a desvanecerse seis días más tarde con el golpe de mano contra la petroquímica de Tarragona, y queda descartada ahora tras el atentado del hipermercado. En los últimos diez meses, siete coches bomba han explosionado en Barcelona.

Más información

Matrículas adecuadas

En el mensaje interceptado po la Guardia Civil se especifican las marcas, modelos y colores de más de 50 vehículos para que los miembros del Comando Barcelona localizasen en las calles barcelonesas coches idénticos a ellos y copiasen sus matrículas Con esa información, en Euskadi podían camuflar los vehículos robados por la organización en otros puntos de España. En el escrito de ETA había otras instrucciones para el Comando Barcelona que no han trascendido.

El camuflaje de un coche robado en otra parte, poniéndoleuna matrícula barcelonesa correspondiente a un auto de idénticas características, ha sido el sistema utilizado por ETA con el Ford Sierra que causó la inatanza de Hipercor. Según fuentes policiales, el coche bomba utilizado el viernes había sido robado en San Sebastián el pasado 16 de febrero.

Las mismas fuentes aseguran que el vehículo llevaba una matrícula de Barcelona que correspondía al tipo de auto, por lo que su detección en los controles de carretera era practicamente imposible.

Los etarras no recogieron el pasado dia 6 de junio los explosivos, abandonando las cajas y el coche junto a la autopista, por una confusión. Según fuentes de la investigación, el enlace que debía recoger y cargar el coche con el amonal no encontró las llaves del automóvil porque estaban escondidas en un lugar diferente al habitual. El aviso de lo que se debía hacer con el material era la frase "Lo que hay en la basura es tuyo", escrita en un pedazo de papel encontrado por la Guardia Civil en el parabrisas del vehículo.

Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico localizó de forma casual el coche y las cajas con los explosivos. Inicialmente creyó que era un cargamento de droga, pero al registrar las cajas hallaron el amonal. Miembros del Grupo Especial de la IV Zona de la Guardia Civil se trasladaron de inmediato al lugar donde se encontraba el material, organizando una vigilancia de varias horas sin ningún éxito.

Con el material incautado se podían construir siete coches bomba. Incluía 102 kilos de amonal -el explosivo que ha utilizado ETA en sus últimos atentados-, trinitrotolueno (TNT) de fabricación nortamericana, y una amplia gama de detonadores y aparatos eléctricos para activar explosivos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción