Casey conocía al detalle las actividades de la 'contra'

William Casey, el fallecido director de la Agencia Central de Inteligencia norteamericana (CIA), estaba al corriente de los más pequeños detalles de las actividades de los contras, según se ha revelado en las audiencias públicas en el Congreso sobre el escándalo del Irangate.El dirigente antisandinista Adolfo Calero declaró el miércoles que la lista de armas que compraban la conocía Casey y el teniente coronel Oliver North, el destituido funcionario del Consejo de Seguridad Nacional y figura clave del escándalo de la venta de armas a Irán y el desvío de fondos a la contra.

Calero negó que estuviera dirigido por la CIA, aunque reconoció haberse entrevistado tres o cuatro veces con Casey, que murió el pasado 6 de mayo y nunca reveló todo lo que sabía. Dijo también que el fallecido director de la agencia de espionaje, y amigo íntimo del presidente Ronald Reagan, conocía las actividades de North, pero negó que comentara estas acciones con el titular de la Casa Blanca.

El rebelde antisandinista agregó que Casey sabía también que el dinero donado por terceros países era destinado a comprar armas a través de dos generales retirados de EE UU, Richard Secord y John Singlaud.

Calero dijo, además, que entregó a North 90.000 dólares (11.250.000 pesetas) en cheques de viaje en blanco, que éste utilizó para el rescate de rehenes en Líbano (25.000 dólares) y para gastos personales. El líder de la contra declaró que, por sugerencia de North, compró armas a través de Secord, aunque eran mucho más caras que las que había obtenido de Singlaud, presidente de la Liga Mundial Anticomunista, al que compró armas por 5,3 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 21 de mayo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50