Las autoridades de Túnez admiten haber detectado seis casos

Túnez acaba de seguir el ejemplo de Marruecos y es ya el segundo país del Magreb, abierto al turismo internacional, que ha planteado públicamente y de manera oficial los riesgos del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Las autoridades sanitarias han revelado que tan sólo han sido detectados seis casos concretos, dos de ellos en turistas extranjeros.La ministra de la Salud, Suad Lyajubi, ha explicado en el Parlamento que la situación en Túnez, país que en 1986 acogió a un millón y medio de turistas y que, según el último censo, cuenta con poco más de siete millones de habitantes, "está lejos de ser inquietante", y precisó que los cuatro casos detectados en ciudadanos de esta nacionalidad corresponden a personas que han estado residiendo hasta hace muy poco tiempo en el extranjero.

Las autoridades sanitarias han puesto en marcha medidas "draconianas" según ha anunciado la ministra de la Salud, en previsión de la extensión del virus al país, una de las cuales consiste en la prohibición de importar sangre del factor ocho.

Curiosamente, los dos únicos países del Magreb que han planteado el problema del SIDA de forma pública y abierta, Marruecos y Túnez, coinciden en el mismo número de casos detectados y también en las conclusiones cientificas sobre la llegada del virus, siempre a través de portadores extranjeros o nacionales que han vivido en el exterior durante algún tiempo. Marruecos, sin embargo, ha sido hasta ahora el único país que ha anunciado haber adjudicado de forma permanente un determinado número de camas hospitalarias para el tratamiento y control de la enfermedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de mayo de 1987.

Lo más visto en...

Top 50