5.000 millones de pesetas por un cuadro de Vicent van Gogh

La puja celebrada en Londres pulverizó todos los récords de subastas

El cuadro Los girasoles, uno de los siete lienzos sobre el mismo tema pintados por el maestro holandés Vincent van Gogh, rompió anoche todos los récords de las subastas de arte al alcanzar el precio más alto pagado hasta el momento por una obra de arte en el mundo. La pintura alcanzó en la subasta, realizada en la galería Christie's de Londres, la astronómica cifra de 22.500.000 libras, unos 4.500 millones de pesetas. A este precio hay que añadirle el 10% de prémium (prima) que percibe del comprador la casa subastadora, lo que equivale a 24.750.000 libras, unos 5.000 millones de pesetas. La identidad del comprador no se dio a conocer.

La expectación era muy grande en Londres. Millares de personas hicieron cola a lo largo del día en la céntrica calle cercana a Trafalgar Square donde se encuentra la casa subastadora para ver Los girasoles. Todas las fuentes consultadas estiman que la obra irá a parar al extrajero. Las leyes británicas permiten la exportación. Se ha hablado que la National Gallery, de Washintgon, la Fundación Getty, o algún coleccionista japonés podría haber adquirido el cuadro. Un cuadro de Manet, vendido en diciembre pasado en unos 1.500 millones de pesetas, tenía hasta ayer el record de precio pagado en una subasta de obras de arte.El cuadro, exhibido desde 1959 en la National Gallery por decisión de los propietarios, pertenece a una de las colecciones privadas más famosas del Reino Unido, la formada a lo largo de su vida por el magnate minero y filántropo sir Chester Beatty y su mujer, Edith.

Los impuestos han sido la causa de la subasta del cuadro, que ha sido vendido por los abogados de la familia para pagar los derechos reales del testamento de Helen Beattly, viuda del hijo del fundador de la colección.

El lienzo subastado en Christie's, un óleo originalmente de 92 por 73 centímetros, ampliado posteriormente a sus dimensiones actuales de 100,5 por 76,5, pertenece a la mundialmente famosa serie de siete cuadros sobre girasoles, pintada por Van Gogh en Arles, entre 1898 y 1899.

Vincent Van Gogh, hijo de un pastor protestante holandés, residió en Arles, en la Francia meridional, durante 14 meses, un período calificado por los críticos como su etapa más creativa.

Van Gogh se trasladó a Arles para intentar reponer su salud, quebrantada por varios años de vida bohemia en París, y en busca de lo que calificó como Japón en el sur, consecuencia directa de su fascinación por el arte japonés, que descubrió a su llegada a la capital, francesa para trabajar con su hermano, Theo, propietario de una galería de arte.

En esa etapa, previa a su suicidio, un año después, Van Gogh pintó 200 cuadros, así como unas 100 acuarelas y dibujos. La serie de los siete cuadros representando girasoles fue pintada en el estudio de su casa, en la plaza Lamartine, que sería también inmortalizada por el nombre de La Casa Amarilla.

La serie fue pintada en un momento de optimismo en la corta vida del pintor holandés, cuando pretendía crear, junto con Gauguin, "un estudio del sur", dedicado a desarrollar la tendencia posimpresionista. El propio Van Gogh, que tenía intención de colocar algunos de sus girasoles en el dormitorio de Gauguin, quería que sus girasoles simbolizaran "luz y esperanza".

Las mayores cotizaciones

Los cuadros que han alcanzado mayores precios en libras esterlinas entre 1965 y 1987 han sido Retrato de Titus, de Rembrandt (subastado en 1965), 798.000 libras (164,4 millones de pesetas, al cambio actual); el Juan de Pareja, de Velázquez (1970), 2.310.000 libras (475,9 millones de pesetas); Julieta y su ama, de Turner (1980), 2.957.983 (609,3 millones de pesetas); Marina (1984), Turner, 7.370.000 libras (1.518,2 millones de pesetas); Adoración de los magos, de Mantegna (1985), 8.100.000 libras (1.668,6 millones de pesetas), y, finalmente, La Rue Mosnier aux Paveurs, de Manet, vendido en diciembre del año pasado por 7.700.000 libras (1.586,2 millones de pesetas).Hasta la venta de Los girasoles, el récord en precio absoluto lo tenía el Manet vendido el pasado año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, dada la depreciación de la moneda y otros factores económicos, los 2.310.000 de libras pagados en 1970 por el Juan de Pareja, de Velázquez, equivaldrían en la actualidad a más de 14 millones de libras (cerca de 2.884 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de marzo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50