EL DIÁLOGO ENTRE LAS SUPERPOTENCIAS

El Gobierno británico se muestra cauto y optimista

El Gobierno británico recibió ayer con "un cauto optimismo" las propuestas de Mijail Gorbachov sobre reducción de los euromisiles, aunque volvió a insistir en la importancia de llegar a un acuerdo con la URSS en el tema de la verificación y de los misiles de corto alcance.

Una fuente cercana a la primera ministra, Margaret Thatcher, manifestó que, aunque era necesario "estudiarse la letra pequeña", la propuesta soviética era alentadora.

Sin embargo, añadió, es necesario atar bien los cabos. "La verificación es importantísima dado la desventaja (de Europa occidental) en armas convencionales y en misiles de corto alcance", añadió.

Por su parte, el secretario del Foreign Office, sir Geoffrey Howe, dio la bienvenida a la propuesta de Gorbachov "por tres razones principales". La primera, porque acepta la idea de la opción cero avanzada por la OTAN hace seis años. La segunda, porque los soviéticos parecen haber abandonado su insistencia en ligar un acuerdo sobre fuerzas nucleares de alcance intermedio al tema de la Iniciativa de Defensa Estratégica y, la tercera, porque los soviéticos no hacen referencia a las fuerzas nucleares del Reino Unido y Francia.

Más información
La cobertura de los euromisiles.
La RFA cree que el desarme está al alcance de la mano
Francia califica de "temible" la oferta soviética
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS