Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de miles de agricultores y ganaderos se manifiestan contra la reducción de la cuota de leche

Varios millares de agricultores y ganaderos de toda Galicia -90.000 según los organizadores y 20.000 según el Gobierno Civil- se manifestaron ayer en La Coruña siguiendo la convocatoria de la Plataforma para la Defensa del Sector Lácteo Gallego contra la reducción de las cuotas de producción lechera, que la fija en los niveles de 1985. Los manifestantes se desplazaron a La Coruña por distintos medios, entre ellos, más de un millar de autobuses fletados por ayuntamientos, Cámaras Agrarias, sindicatos y cooperativas. Otros utilizaron turismos particulares para llegar a la capital.

La Plataforma para la Defensa del Sector Lácteo, constituida recientemente al hacerse pública la imposición de las cuotas, agrupa a unas 60 organizaciones, desde la práctica totalidad del espectro político parlamentario y extraparlamentario -a excepción del PSOE-, a centrales sindicales, sindicatos campesinos, cooperativas, industrias lecheras y Cámaras Agrarias. Una amalgama que incluye tanto a Leyma, una empresa que integra a 100 pequeñas coooperativas como a Comisións Labregas, sindicato nacionalista radical.La larga comitiva estaba precedida por una bandera gallega, que portaba una treintena de mujeres, y dos pancartas con el texto: "Defender la producción de leche es defender Galicia". La primera la sostenían los representantes del sector y detrás de la otra marchaban portavoces de las instituciones y partidos políticos que apoyaban la convocatoria, entre el presidente del grupo parlamentario aliancista, José Manuel Romay Beccaría, y el conselleiro de Agricultura. El servicio de orden estaba compuesto por 1.000 personas.

Accesos cortados

Los manifestantes anularon prácticamente les accesos a la ciudad y se concentraron frente a la delegación del Gobierno en Galicia, coreando consignas como "en Bruselas y en Madrid nos van a oír", mientras una representación de la Plataforma entregaba un manifiesto al titular, Domingo García Sabell. Varias vacas con la inscripción RIP fueron atadas a las verjas de la sede del organismo.En el manifiesto se indicaba que en el Estado español no se producen excedentes de productos lácteos y los niveles de consumo son notablemente inferiores a los de los demás países comunitarios. El manifiesto resalta que no hay alternativas viables para la reconversión de las explotaciones. Mientras los representantes de la Plataforma entregaban el escrito al delegado del Gobierno, Xenaro Mariñas del Valle, un galleguista histórico, único sobreviviente de las Irmandades da Fala, leía el manifiesto a los miles de concentrados, a la vez que calificaba de "engaño consciente"las condiciones de entrada en la CE y cerraba su intervención advirtiendo al Gobierno "que nos va a encontrar más veces no sólo en la calle, sino también en las urnas, si persiste en cerrar las puertas que dan entrada al futuro de este pueblo".

La reducción obligatoria de las cuotas de producción lechera en un 6% para la campaña 87-88, acordada en el Consejo de Ministros de Agricultura de la CE, se estima que afectará a unas 200.000 personas, y, según un informe del PSOE de Galicia, "los productores medios que están transformando su explotación, serán los inicialmente afectados". La reducción entrará en vigor el 1 de abril y el Ministerio de Agricultura, en una orden emitida el 27 de enero, establecía un plazo de 20 días para que los ganaderos remitan certificados de su produccíón de leche. Pese a que el plazo fue ampliado el jueves hasta el 15 de marzo, muchas de las organizaciones de la plataforma han realizado llamamientos para que no se declare la producción. Los Gobiernos de Euskadi, Cantabria, Asturias y Galicia acordaron el jueves pedir al Gobierno central la supresión de la normativa de las cuotas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1987

Más información

  • Los nuevos topes de producción lechera afectarán a unas 20.000 personas