Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA AMENAZA DEL SíNDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA

Un científico británico insiste en el origen artificial de la enfermedad

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) nació en un laboratorio militar, está manipulado por los Gobiernos y no es estrictamente una enfermedad sexual, según ha reiterado el científico británico John Seale en una entrevista publicada en la revista italiana Panorama.Considerado como una autoridad en enfermedades venéreas, especialista en dos importantes hospitales londinenses -el Middlesex y el Saint Thomas-, las declaraciones de Seale suponen una visión del SIDA totalmente diferente a la de las autoridades sanitarias muridiales.

La teoría de que el SIDA nació en un laboratorio militar de investigación de la guerra biológica fue formulada a finales de 1985 por un biólogo soviético, y a esta teoría se sumaron, de forma independiente, los científicos Robert Streker (norteamericano), Jacob Segal (alemán occidental) y John Seale (británico). Sus declaraciones aparecieron el pasado mes de octubre en el semanario británico Sunday Express.

Nombre equívoco

"El nombre SIDA es equívoco", afirma el doctor Seale, "pues ahora ya se sabe que no sólo ataca el sistema inmunológico del individuo, sino también directamente al cerebro, a los intestinos y a los pulmones, de manera diferenciada de como ataca al sistema inmunológico".En cuanto a la forma de transmisión del SIDA, el doctor Seale es rotundo: "Otro de los mitos difundidos, por razones particulares de Gobiernos y autoridades sanitarias, consiste en afirmar que el SIDA es una enfermedad venérea o que, al menos, se transmite como una enfermedad venérea a través de contactos sexuales. Es falso".

A la pregunta de Panorama sobre cómo se transmite el SIDA, contesta: "De forma análoga a la hepatitis. Aunque todavía no está claro cómo el virus de la hepatitis B logra pasar de la sangre de un individuo a la de otro, sí se sabe que es por transfusiones y agujas hipodérmicas, pero también encontramos el virus en la saliva y en el esperma ( ... ). La hepatitis B ataca a los homosexuales porque los tejidos del recto tienen células vivas, ( ... ) pero no por ello la hepatitis B ha sido considerada una enfermedad, venérea".

Finalmente, el científico británico insiste en que el virus del SIDA es de origen artificial y que puede ser producto de una experiencia científica en la que se cruzasen virus diferentes.

Se refiere a dos accidentes de este tipo, aunque no tan graves, ocurridos con anterioridad: morbo de Marburg, en 1967, y la fiebre de Ébola, en Congo y Sudán, en 1976.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 1987