Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Variedad de la temporada

La temporada de exposiciones artísticas ha arrancado este año en París con la fuerza que garantiza una larga tradición. Casi todas las principales instituciones públicas promotoras de este tipo de acontecimientos ya han inaugurado muestras relevantes.Se pueden visitar grandes exposiciones del arte del pasado, como la antológica dedicada al pintor galante François Boucher (1703-1770) -118 obras en el Grand Palais- y la interesantísima de Los concursos de los Premios de Roma, 1797-1863, que reúne en las salas de la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes casi 350 obras de los artistas franceses que concursaron académicamente entre la segunda mitad del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX, un período fundamental para el arte contemporáneo.

El arte de nuestro siglo ha dado lugar a muchas otras interesantes manifestaciones, como las retrospectivas de Bissière (1886-1964), que ocupa el Museo de Arte Moderno de la Villa de París, o la de Maurice Estève (1904), en el Grand Palais.

En el Centro Pompidou se exhibe una selección monográfica del escultor suizo Alberto Giacometti, centrada en el decisivo retorno a la figuración que acometió el artista entre 1933 y 1947; y sendas muestras individuales del italiano Gilberto Zorio y el alemán Reinhardt Mucha, dos figuras plenas de actualidad. Creadores también de hoy y, asimismo, muy estimables son el norteamericano Bruce Nauman y el alemán Wolfgang Laib, que exhiben su obra en el Museo de Arte Moderno. Por último, hay que citar la presencia en el Fórum de Les Halles de una abundantísima colección japonesa -la Idemitsu- del norteamericano Sam Francis.

Entre las visitas posibles a las colecciones de las galerías privadas destaca la exposición de Samuel Steinberg.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de octubre de 1986