Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un espectacular dispositivo de seguridad 'ocupó' Bilbao

La inmensa mayoría de los habitantes de Bilbao no percibieron otra manifestación de la visita de los Reyes que el impresionante dispositivo de seguridad desplegado desde primeras horas de la mañana. Centenares de agentes del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil y, en menor medida, de la Ertzantza (policía autónoma) ocuparon materialmente las carreteras que comunican el aeropuerto de Sondica con la ciudad y las calles céntricas, especialmente en tomo al puente de Deusto y la gran vía de Don Diego Lope de Haro, donde se encuentra el palacio de la diputación foral.El objetivo, además de evitar un atentado, era impedir manifestaciones de protesta o la repetición de un incidente similar al del 5 de febrero de 1981, durante la primera visita oficial de los Reyes al País Vasco, cuando diputados de Herri Batasuna (HB) inte

rrumpieron el discurso de don Juan Carlos en la Casa de Juntas de Guernica.

Registro de alcantarillas

Los servicios de seguridad habían rastreado palmo a palrno con perros especializados en la detección de explosivos la universidad de Deusto y la diputación foral. Algunos vecinos de la ciudad creyeron comprender ayer la extraña proliferación de perros de raza con acompañantes masculinos que habían observado en Bilbao en los últimos días. También se registraron las alcantarillas.

Agentes de policía rastrearon minuciosamente desde que despuntó el alba las miárgenes de las carreteras que comunican el aeropuerto de Sondica con el cerítro de la ciudad. La vigilancia se completó durante las ocho horas de la visita real con varios helicópteros sobrevolando la ciudad y su entomo metropolitano. Ni siquiera las aguas de la ría quedaron, fuera del plan de control policial. Una dotación de la Guardia Clivil patrulló por la zona. del barrio de Deusto a bordo lendakari Ardanza, los hombres; de la Zarzuela y los de la sección especializada de la Ertzaritza. A mayór distancia de! las personalidades, decenas de inspectores de policía. Para identificarse entre, sí, los agentes de la Zarzuela usaban en lugar visible un botón con la Corona Real sobre fondlio esmalta-

doenrojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 1986