Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reagan presenta la 'cumbre' como un éxito que Moscú impidió culminar

Ronald Reagan explicó ayer a los ciudadanos norteamericanos, en un discurso televisado desde el despacho oval de la Casa Blanca, que prefirió regresar de Reikiavik con las manos vacías antes de firmar un mal acuerdo con Mijail Gorbachov. En su alocución trató de convertir el aparente fracaso de la cumbre de Islandia en un éxito relativo que. no pudo confirmarse por la insistencia de Moscú para que Washington renunciase a la Iniciativa de Defensa Espacial (SDI).Dentro de esta campaña norteamericana por evitar la sensación de fracaso, el secretario de Estado, George Shultz, afirmó ayer en la sede de OTAN en Bruselas que los aliados europeos consideraron la reunión como un "tremendo éxito".

La Unión Soviética ha lanzado su propia ofensiva diplomática en Europa occidental para que los aliados intenten convencer a la Administración Reagan de que acepte las últimas propuestas presentadas por Gorbachov antes de la ruptura de la cumbre.

Páginas 2 a 5

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 1986