LAS SUPERPOTENCIAS DIALOGAN

Dimite el portavoz del Departamento de Estado de EE UU

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Bernard Kalb, anunció ayer su dimisión, como consecuencia del papel que le correspondió en la campaña de desinformación deliberada emprendida por la Administración de Ronald Reagan sobre la inminencia de un ataque a Libia.La Administración norteamericana fue acusada la semana pasada por el Washington Post de proporcionar información falsa a los medios de Prensacon el objetivo de desestabilizar el régimen del coronel Muammar el Gaddafi, pero ha negado la existencia de tal campaña.

Kalb no negó ni confirmó la veracidad de la denuncia, pero aceptó que los informes sobre tal campaña han dañado la credibilidad de Estados Unidos. "Y a un nivel mucho, mucho menor, está también la cuestión de mi propia reputación... Yo no quiero que mi propia credibilidad esté involucrida en esta controversia", dijo Kalb, al anunciar su dimisión con lágrimas en los ojos. Sus declaraciones fueron aplaudidas por los periodistas ante los cuales hizo el anuncio.

Kalb fue un reportero de televisión hasta que entró en el equipo del secretario de Estado, George Shultz, en 1984.

Shultz, quien tiene previsto viajar hoy a Reikiavik para participar en la cumbre Reagan-Gorbachov, volvió a negar ayer que se haya hecho algún intento de intoxicar a la Prensa con información falsa, pero aclaró que no ve ningún problema en desorientar a Gaddafi. "Cuando atacamos a Gaddafi (en abril), le desorientamos y conseguimos reducir el terrorismo durante un tiempo; por eso queremos mantenernos en esa vía", dijo Shultz en una entrevista para la televisión norteamericana.

El secretario de Estado negó que se hayan proporcionado informes falsos a la prensa, pero admitió que los intentos de desorientar a Gaddafl incluyeron el movimiento de barcos norteamericanos en el Mediterráneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de octubre de 1986.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50