REPRESIÓN EN CHILE

Decenas de miles de españoles se manifiestan contra "una de Ias dictaduras mas salvajes de este siglo"

La práctica totalidad de las agrupaciones políticas y sindicales españolas participó al mediodía de ayer en una masiva manifestación de apoyo a la lucha del pueblo chileno contra "una de las dictaduras más salvajes de este siglo". El acto congregó en Madrid, entre la plaza de Colón y la glorieta de San Bernardo, a decenas de miles de personas, incluidos centenares de chilenos exiliados. Los organizadores calcularon la participación en unas 300.000 personas, mientras que la policía se abstuvo de facilitar una estimación de la concurrencia. Es la primera vez, desde octubre de 1983, cuando ETA asesinó al capitán Alberto Martín Barrios, que se reúnen todas las formaciones políticas españolas en una misma manifestación solidaria.

Más información
Estímulo y desafío para la oposición
Todos los partidos parlamentarios expresan su apoyo a la vía pacífica para derrocar al general Pinochet
El Gobierno niega la venta de armas

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y tres ministros -Manuel Chaves, Javier Solana y José María Maravall- encabezaron la marcha junto a líderes de todos los partidos parlamentarios y los principales dirigentes de los sindicatos UGT y CC 00.Las banderas de Alianza Popular, cuyo flamante secretario general, Alberto Ruiz Gallardón, marchó junto a Guerra, se confundían con las del Partido Humanista, las del Partido Verde y las de decenas de instituciones sociales y políticas. Jorge Verstrynge, ex secretario general de AP, que marchó junto a un grupo de manifestantes aliancistas, declaró más tarde que es normal que todas las banderas se unan por la libertad de Chile".

El periodista y presentador de los telediarios de fin de semana de Televisión Española, Luis Carandell, leyó un comunicado conjunto elaborado por todos los convocantes en el que se califica al régimen del general Augusto Pinochet como "una de las dictaduras más salvajes de este siglo".

Antes de finalizar el acto, que concluyó con todos los manifestantes cogidos de la mano entonando la canción La muralla, interpretada por el conjunto chileno Amerindios-Millaray, habló la dirigente de, las mujeres chilenas y miembro de la directiva de la Asamblea de la Civilidad, Soledad Larraín, quien viajó especialmente a España para participar en este acto.

"Volveré a Chile en los próximos días", dijo, "y llevo conmigo el afecto emocionante de los españoles. Les diré a los chilenos que este país entero, este pueblo entero, se ha comprometido con la causa de la democracia. España es un ejemplo para nosotros y su transición pacífica nos permite tener esperanzas en nuestro camino. La dictadura chilena recurre a los métodos más brutales, porque vive uno de sus momentos más débiles. Es sobre todo ahora cuando Chile necesita de la solidaridad internacional", dijo Soledad Larraín.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Muchos manifestantes llevaban banderas chilenas y españolas, e incluso se pudo ver un cartel del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, responsable del atentado contra Pinochet el domingo pasado. Un grupo de 15 organizaciones juveniles, que emitieron un comunicado conjunto de solidaridad con Chile, portaba una gran pancarta que decía simplemente: "Así volaba, así, así", ligando el atentado contra Pinochet con el cometido contra el primer ministro español Luis Carrero Blanco en 1973. El vicepresidente del Gobierno español declaró al finalizar el acto: "Chile está viviendo un proceso político de radicalización de la dictadura y a mí me parece que los españoles tienen la libertad y la obligación moral de manifestarse contra esta situación".

Una chilena, Dinora Huidobro, llevaba una fotografía de su esposo asesinado por la dictadura de Pinochet. "España ha sido para mí un verdadero refugio", señaló.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS