El FBI detiene en Nueva York a un funcionario soviético de las Naciones Unidas acusado de espionaje

Genadi Zajarov, un funcionario soviético de las Naciones Unidas, fue detenido el sábado en una estación de metro de Nueva York por agentes del Buró Federall de Investigación norteamericano (FBI), acusado de realizar actividades de espionaje. Según informó el FBI, Zajarov fue detenido poco después de haber entregado dinero por unos documentos confidenciales a un extranjero "procedente de un país del Tercer Mundo" que en realidad era un colaborador del FBI. El presunto espía estaba sometido a vigilancia desde hacía tres años.

Genadi Zajarov, de 39 años, puede ser condenado a la pena de cadena perpetua, por sus actividades de espionaje. Zajarov carece de inmunidad diplomática plena ya, que, según subrayó el sábado el director del FBI, William Webster, su visado no le da más que "tina inmunidad limitada que no cubre el espionaje". Zajarov llegó a EE UU en diciembre de 1982; trabajaba en la secretaría de la ONU, en el Centro de Ciencias y la Tecnología para el Desarrollo, y según el FBI era espía del KGB soviético.Según dijo Webster, el presunto espía fue detenido cuando acababa (le comprar por unos 1.000 dólares (tinas 135.000 pesetas) unos documentos referentes al motor de un avión de la fuerza aérea norteamericana a un extranjero, "procedente de un país; del Tercer Mundo", del que no se ha fácilitado el nombre. In mediatanilente después, tres agentes se abalanzaron sobre Zajarov, quien a pesar de no llevar armas intentó resistirse y fue imnovilizado en el suelo.

El informante extranjero

El extranjero que actuaba como informante. de Zajarov -que tie ne permiso de residencia en EE UU y ahora trabaja para una empresa relacionada con el departamento de Defensa- colaboraba con el FBI desde hace tres años. Zajarov estableció contacto con él en abril de l983, cuando el colaborador era estudiante de informática.

El presunto espía se encontró desde entonces en varias ocasiones con el estudiante, sin utilizar códigos secretos o locales ocultos, y, según dijo Webster, "le pagó varios miles de dólares a cambio de diversas informaciones de valor, pero no confidenciales, en el campo delos robots, las computadoras y de la inteligencia artificial." Según dijo el estudiante, sus relaciones con el espía estaban plasmadas en un contrato de 10 años redactado por Zajarov, en el que la URSS se comprometía a hacer frente a los gastos de su educación a cambio de documentos técnicos sin clasificar.

El comunicado presentado por el director del FBI áfirma que Zajarov fue capturado cuando "acababa de aceptar unos documentos confidenciales sobre la defensa nacional de EE UU y para cuya obtención había ofrecido dinero".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El comunicado afirma también que Zajarov "utilizó su cargo en la ONU -organismo creado con el fin de promover la paz internacional y la seguridadpara espiar, con lo que ha cometido una violación del espíritu de confianza y de cooperación de las Naciones Unidas. Un miembro de la representación diplomática, soviética en Nueva York afirmó el sábado por la noche .no tener ningún comentario que hacer".

Según declaró John Hogan, director adjunto del FBI para Nueva York, la detención de Zajarov es una prueba más de la importancia que debe darse a la reducción del personal soviético en Nueva York, defendida por la Administración del presidente Ronald Reagan. Según estimaciones norteamericanas, el personal soviético en esta ciudad alcanza las 800 personas.

El FBI subrayó que éste es el segundo tanto que se apuntan las autoridades estadounidenses este mes en materia de contraes pionaje. El pasado día 8 un piloto de la aviación norteamericana fue declarado culpable por un tribunal militar de este país por haber intentado vender documentos secretos a miembros del FBI que se hicieron pasar por agentes soviéticos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS