Abierta al público Charleston Farmhouse, residencia inglesa marcada por la cultura y la tragedia

Virginia Woolf, T. S. Eliot y Bertrand Russell, entre otros, estuvieron ligados a la casa

Charleston Farmhouse, en el sur de Inglaterra, es la casa de campo que ocupó un grupo de conocidos artistas e intelectuales británicos en el período de entreguerras. Virginia Woolf, T. S. Eliot, Bertrand Russell, Maynard Keynes, Duncan Grant y Clive Bell son algunos de los que habitaron la residencia, que acaba de abrirse al público. La casa, conocida dentro y fuera del Reino Unido, vio también el trágico final de algunos de sus ocupantes.

La escritora Virginia Woolf y su marido, el editor Leonard Woolf, visitaron por primera vez Charleston Farmhouse en 1916. Entonces estaba vacía, y el matrimonio, que poseía otra casa cerca, propuso al crítico de arte y literatura Clive Bell y a su mujer, la pintora Vanessa Bell, hermana de Virginia Woolf, que la habitasen, ya que estos últimos buscaban una residencia fuera de Londres.Todos ellos formaban parte del llamado grupo de Bloomsbury, especialmente sensibilizado por el arte y la cultura, y pertenecían a familias cultas y acomodadas de la sociedad británica. Charleston Farmhouse está ubicada al sur de Inglaterra, en el condado de Sussex, a unos 30 kilómetros de la costa de Brighton.

Cuando el matrimonio Bell se instaló en la casa, atrajo a todo el grupo de estudiosos e intelectuales cuyos nombres empezaban a conocerse dentro y fuera del Reino Unido. En 1919, Maynard Keynes y su esposa, la bailarina Lydia Lopokova, visitaron por primera vez la casa. En ese mismo año, el economista escribió Consecuencias económicas de la paz; después dirigió el periódico Nation, en el que expuso sus polémicos puntos de vista sobre la reconstrucción de Europa.

En 1920, y de la mano de Clive Bell y Bertrand Russell, llegó a la residencia el poeta norteamericano de nacimiento, y luego nacionalizado británico, T. S. Eliot.

El filósofo y matemático Bertrand Russell, amigo personal de Clive Bell, fue otro de los huéspedes de Charleston Farmhouse. Sus polémicas teorías filosóficas y políticas le diferenciarían del espíritu angustiado del grupo de Bloomsbury.

Roger Fry, otro asiduo, introdujo en el Reino Unido los principios del posimpresionismo, y especialmente a Cézanne. El novelista Edward Morgan Forster, autor de Pasaje a la India (1924), fue uno de los pilares de Charleston Farmhouse. El pintor Duncan Grant vivió en la casa de campo hasta 1978.

Tragedias

Otros de los contertulios habituales a Charleston Farmhouse fueron el escritor y periodista Desmond MacCarthy y el ensayista Lytton Strachey. Poco a poco, el matrimonio Bell hizo de la casa su residencia permanente, donde crecían sus dos hijos, Julian y Quentin Bell: el primero, nacido en 1908, ya había escrito su primera novela cuando abandonó la casa para participar en la guerra civil española. El grupo de Bloomsbury, cuya filosofía ensalzaba las virtudes del espíritu y una enorme sensibilidad por todo lo humano y artístico, empezó a desintegrarse a principios de la Il Guerra Mundial. En 1937 llegaron noticias trágicas a Charleston Farmhouse: Julian Bell había muerto en España a los 29 años de edad. En 1941, Virginia Woolf no resistió los desastres de la guerra y terminó su vida arrojándose a las aguas del Támesis. Duncan murió a los 93 años dejando Charleston Farmhouse en muy malas condiciones.Ahora, la casa, testimonio indiscutible del arte, la historia y la cultura británicas de este siglo, se ha abierto al público gracias a la tenacidad del Charleston Trust y del Friends of Charleston (Amigos de Charleston), entidades privadas que han recaudado los ingresos necesarios para su restauración, con la colaboración del National Trust (Patrimonio Nacional).

Entre los promotores de la idea figura Quentin Bell, hijo de Clive y Vanessa, que ha participado directamente en la restauración del edificio con el objetivo de recrear fielmente los años de su niñez y adolescencia. La casa permanecerá abierta al público, de miércoles a domingo, hasta el próximo mes de octubre. A partir del año próximo se abrirá de abril a octubre.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS