Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España propone a la OTAN una fórmula de integración basada en una mayor participación militar

España está dispuesta a concluir acuerdos de coordinación con los mandos integrados de la OTAN y a participar en los órganos de planeamiento conjunto, según se señala en un breve memorándum entregado a los aliados, indicó ayer la delegación española en la OTAN. Esta propuesta implica la permanencia en los órganos donde ya está y, posiblemente algún paso más en el Estado Mayor Internacional, en la participación en los presupuestos militares y de obras de infraestructura. Del memorándum se desprende que España parece haber optado por una fórmula maximalista de contribución militar sin llegar a lo que el Gobierno denomina "plena integración".

El memorándum, cuyo texto no fue difundido a la Prensa por la delegación española, señala la intención del Gobierno de seguir participando en el Consejo del Atlántico Norte y en sus órganos subordinados, en el Comité de Planes de Defensa, en el Grupo de Planes Nucleares y en el Comité Militar, entendiendo que esto no significa "integración militar". El modelo propuesto no es el francés (que no participa ni en el Comité de Planes de Defensa ni en el Grupo de Planes Nucleares). España insiste en que, al margen de la integración militar, sí participará en los órganos de planeamiento conjunto y en el citado Comité Militar.España hará una contribución a la defensa colectiva fuera de la estructura de mandos integrados, y con este objeto "las autoridades españolas entrarán en consultas con los mandos aliados para alcanzar acuerdos de coordinación". Francia tiene acuerdos similares con los mandos de la OTAN.

"En la medida en que sea compatible con la no integración militar", añade la delegación española, se desprende que el Gobierno no se opone a la participación en los presupuestos militares o de infraestructuras. De hecho, según otras fuentes, España ha decidido ya, en principio, participar en el sistema de infraestructuras comunes de la OTAN y por tanto en su presupuesto.

Misiones militares

La postura revelada en el memorándum no puede causar sorpresa. La no integración militar significa sólo que ninguna fuerza armada española estará sometida o recibirá órdenes de los mandos integrados de la OTAN.

Pero como ya se dijo en su día, esto permite que España participe en el planeamiento conjunto de la defensa en la OTAN y que incluso cumpla algunas misiones militares para la OTAN. El memorándum no define aún cuál será la contribución militar española, pero sus misiones no dependerán de ninguna de las regiones militares de la OTAN, con lo que girarán en torno a la zona española.

Dentro de este mismo esquema, el memorándum implica que España puede establecer enlaces militares ante los mandos que le interesen de la Alianza, tal como hace Francia, para la "coordinación". Oficiales españoles podrán participar también en el Estado Mayor Internacional que apoya al Comité Militar y que la delegación española no considera parte de la estructura de mandos integrados. Por ello es probable que los aliados pidan que España sufrague parte del presupuesto militar de la Alianza, y España está dispuesta a ello.

A través del Comité de Planes de Defensa y de otros órganos España podrá llevar a cabo un planeamiento de su contribución militar. "Teóricamente", indicaron fuentes españolas, España podría presentar a la OTAN sus propios planes y objetivos de fuerza sin que esto significara "integración".

Otros aspectos importantesde la defensa, como la logística, no están integrados en la Alianza, al ser competencia nacional de los países miembros.

Prisas del Gobierno

España presentó este memorándum esta semana a los aliados, a los mandos principales y a la secretaría internacional de la OTAN, señaló la delegación española. España desea que los aliados acepten los términos fundamentales de la permanencia en la OTAN para luego negociar el detalle y que ningún miembro de la Alianza pueda objetar el hecho de que España participie en el Comité de Planes de Defensa sin estar totalmente integrada en la estructura militar integrada.

Tras el referéndum del día 12 de marzo, la delegación española empezó un proceso de consultas con la Secretaría General de la Organización, así como con todos los aliados sobre como llevala cabo la permanencia, indicaron medios españoles. El memorándum se redactó a la vista de la primeras reacciones.

Fuentes aliadas añadieron que Madrid quiere que la OTAN adopte estos principios generales rápidamente, incluso antes de las elecciones del 22 de junio. Es pues probable que se discuta el memorándum el próximo jueves en la sesión ministerial del Comite de Planes de Defensa al que asistirá Narcís Serra.

Los acuerdos formales podrían tardar aún varios meses. "Estamos aún en una fase muy preliminar", señalaron medios españoles, que consideran "positivas" las primeras reacciones en la sede de la Alianza. La existeilcia del memorándum fue revelada por la delegación españoli,a cuando la publicación Atlantic News mencionó ayer su existencia. Hasta ahora, el silencio de cara a la Prensa sobre estos temas había sido total por orden directa de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 1986

Más información

  • Un memorándum entregado en Bruselas prevé acuerdos de coordinación con los mandos integrados