Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LAS RELACIONES ESPAÑA-LIBIA

La Llamada de Jesucristo pretendía atentar contra intereses judíos y de EE UU en España

El grupo terrorista perteneciente a la organización internacional denominada La Llamada de Jesucristo, detenido a principios de la semana pasada por la policía, tenía previsto atentar en España contra intereses israelíes y norteamericanos, según ha sabido este periódico de fuentes de los servicios de información españoles, que averiguaron, estos datos tras el arresto de los 10 miembros de la banda. Todos los integrantes del grupo se encuentran a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

Entre los objetivos del grupo terrorista internacional desarticulado por la policía española se encontraban la colocación de artefactos explosivos contra una sinagoga de Toledo, contra la compañía aérea El Al y contra intereses norteamericanos que aún no habían sido concretados.Según las mismas fuentes, el grupo La Llamada de Jesucristo obtuvo respaldo y apoyo económico de Libia y buscó también contactos con organizaciones suramericanas. En 1979 surgieron desavenencias con Libia y el grupo conectó con el Frente de Liberación de Palestina, que lidera Mohamed Abu Abbas, a quien los servicios secretos norteamericanos, israelíes y de la OTAN señalaron como el cerebro y director del secuestro del transatlántico Achille Lauro.

El FLP de Abu Abbas es una de las muchas facciones en que se encuentra divida la Organización para la Liberación de Palestina, que preside, Yasir Arafat. Abbas, hombre fiel a Arafat y desde 1984 miembro del comité ejecutivo de la OLP, es uno de los dirigentes palestinos que se ha significado más radicalmente por su odio al Estado de Israel.

Después del desprestigio sufrido por el FLP tras el secuestro del Achille Lauro, el grupo La Llamada de Jesucristo mantuvo una nueva reunión con funcionarios libios en Túnez, donde se decidió llevar a cabo nuevas acciones, según fuentes de los servicios de información españoles.

Servicios secretos franceses

Tras esta reunión, el comando llevó a cabo atentados en París y Lisboa y colocó un artefacto explosivo (el 2 de mayo) en la sucursal del Bank of America de la calle capitán Haya de Madrid.La agencia France Presse informó ayer, citando fuentes bien informadas en París, que los servicios secretos franceses infiltraron a dos terroristas árabes en una organización antisionista de extrema derecha con base en España y ligada a diplomáticos libios, 10 de cuyos miembros fueron detenidos en Madrid. [Se refiere al grupo La Llamada de Jesucristo]. Esta operación fue realizada conjuntamente con las autoridades españolas.

Según la citada agencia, el jefe militar del grupo, el sirio Faried Jazan, y su responsable político, el libanés Faisal Hanna Joudi figuran entre las personas que fueron detectadas el 29 de diciembre de 1985 en París, junto a otros tres terroristas que se unieron al grupo en la capital francesa y fueron detenidos por agentes del contraespionaje. En cuanto a los dos primeros, los servicio s secretos franceses prefirieron dejarlos en libertad en vez de de que fueron condenados a una pena mínima, a cambio de que se infiltraran en la Embajada libia en Madrid. Para los servicios secretos occidentales, numerosos atentados terroristas han sido organizados a través de la sede diplomática libia en Madrid.

Por otra parte, la Embajada de Francia en España negó rotundamente las informaciones publicadas en un diario y un semanario acerca de las supuestas relaciones de los servicios secretos franceses y terroristas recientemente detenidos en Madrid".

Asimismo, el Comité Popular de la Oficina Popular para las comunicaciones exteriores libio convocó ayer al embajador de España en Trípoli para comunicarle el desmentido oficial libio a la existencia de cualquier relación con noticias difundidas recientemente por medios de comunicación españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 1986

Más información

  • Una sinagoga de Toledo y la compañía El Al eran algunos de los objetivos