Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Cambios y cátedras universitarias

Hace pocas semanas, una persona de reconocida competencia en los temas universitarios, el profesor Rodríguez Villanueva, escribía en la Prensa madrileña sobre los rápidos y preocupantes cambios que se están produciendo en la universidad con la aplicación de la ley de Reforma Universitaria, especialmente en lo que se refiere al nuevo sistema de concursos para profesores universitarios. Destacaba la "picaresca de ciertos mundillos universitarios inventando perfiles de auténtica filigrana para evitar competencias indeseadas que pudieran perjudicar al concursante mediocre de turno".Como ejemplo de que la afirmación del profesor Rodríguez Villanueva no es una exageración, transcribo un perfil de una plaza de la Universidad Politécnica de Madrid anunciado en el BOE del 5 de abril de 1986 (página 12.039): "16 (486) Área de conocimiento a la que corresponde: Ingeniería de Terreno. Departamento al que está adscrito: Geología Aplicada a las Obras Públicas. Actitudes a realizar por quien obtenga la plaza: Docencia en Ingeniería Civil y Ecología; Petrología Aplicada; Geomorfología Aplicada; Ingeniería Geológica; Investigación en Sismología y Riesgo Sísmico; Geología Glaciar y los Procesos Geormorfológicos del Litoral en relación con las obras; en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Clase de convocatoria: Concurso".

Realmente, el perfil docente inventado es una auténtica filigrana; como contraste del excesivo detalle y prolijidad en el perfil docente, nada se dice de la labor de investigación que deba desarrollar el candidato. Resulta extraño que en el candidato a una cátedra en la primera escuela española de esta especialidad, por su antigüedad y número de alumnos, no parezca darse importancia a la investigación. Se comprende que haya "mundillos universitarios", pero que un perfil como éste sea aprobado sucesivamente por la dirección de la escuela y por el rectorado correspondiente y finalmente por el Ministerio de Educación y Ciencia es algo realmente preocupante. Los que estamos interesados en que la Universidad funcione bien esperamos que el Ministerio de Educación y Ciencia corrija pronto éste y otros abusos semejantes.-

catedrático de Geodinámica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 1986