Iberia editará novelas españolas contemporáneas, para distribuirlas entre sus pasajeros

La compañía quiere convocar también un importante premio literario

Iberia, consciente de que padece un "problema de imagen", ha decidido apostar por un "valor en alza", como es la cultura. Para ello, la compañía aérea de bandera se dispone a editar una colección propia de literatura española contemporánea e instituir un premio literario cuya dotación lo equipare a los galardones más importantes del país. La colección se llamará, probablemente, El libro de a bordo y estará formada en su primera etapa por 10 títulos de distribución gratuita. En principio, sólo los pasajeros que viajen en gran clase, primera clase o preferente tendrán acceso a estos volúmenes.

La colección El libro ole a bordo estará lista para octubre, fecha a partir de la cual todos los vuelos nacionales e internacionales dispondrán de una pequeña biblioteca para distribuir los libros, gratuitamente, entre sus pasajeros de primera, gran clase y preferente. Iberia transporta casi 13 millones de pasajeros al año. La mayor parte, unos 12 millones, viajan en clase turista.Apenas llegan al millón de pasajeros, anuales los que viajan en gran clase, primera y preferente. "Es imposible distribuir los libros entre todos nuestros pasajeros", dice Paz Sáenz, subdirectora de publicidad de Iberia, "porque entonces las tiradas de libros tendrían que ser millonarias". "Somos conscientes",, añadió la subdirectora, "de que Iberia tiene un problema de imagen y creemos que a medio plazo será positivo apostar por un valor en alza como la cultura".

Como primera medida, se van a editar 10 títulos, cuyos títulos no se han facilitado. "Estamos negociando", dice Paz Sáenz, "la compra de los derechos de autor y no hay todavía ningún trato cerrado". Tanto estos 10 primeros libros como los venideros que engrosen la colección, serán novelas no muy extensas y de "contenido no agobiante" de autores españoles contemporáneos.

Ignacio Aldecoa, Juan Benet, Rafael Sánchez Ferlosio, Camilo José Cela, Gonzalo Torrente Ballester y Miguel Delibes son algunos de los autores de los libros que formarán parte, probablemente, de la colección. El comité asesor nombrado por Iberia para hacer la selección de los textos está formado por Rafael Conte, crítico literario; Luis Suñén, crítico literario y asesor del ministro de Cultura; José Antonio Muñoz Rojas, de la Fundación Ortega y Gasset; Stephen Gilman y Dario Puccini, hispanistas; Paz Sáenz y Juan José Millás, escritor y redactor jefe de la revista de Iberia, Iberiavión. Según Rafael Conte, en el comité todavía no se ha llegado a un acuerdo sobre los autores y los libros que formarán la primera colección. "En cualquier caso", dice, "siempre se tratará de autores españoles de la guerra civil para acá. En general, la mayoría preferimos autores modernos aunque consagrados".

Traducciones

La de Iberia va a ser una colección barata -tampoco quisieron precisar el coste de la operación-, formada por libros de bolsillo, ya que existe también una limitación de peso y tamaño. Cada uno de sus títulos tendrá, además de la española, una edición en francés y otra en inglés. "Creo que es muy importante este trabajo de traducción que vamos a hacer", dice Paz Sáenz. "Al traducir al francés y al inglés todos los libros que edite, Iberia realiza una importante labor de difusión cultural", dice. Cada avión contará, pues, con los títulos de la colección en los tres idiomas.Para una primera etapa, se ha pensado hacer una tirada de 25.000 ejemplares por cada título -10.000 en castellano, 10.000 en inglés y 5.000 en firancés-. Se calcula que, anualmente, se van a distribuir alrededor del millón de ejemplares -número aproximado de viajeros de primera, gran clase y preferente- y que la operación, en definitiva, va a consistir en sustituir alguno de los obsequios que Iberia -"al igual que otras companías aéreas"- distribuye entre los usuarios de las clases no turistas.

La realización de este proyecto conllevaría la necesidad de que todos los aviones dispusieran de una -en principio pequeña- biblioteca en constante renovación, ya que al igual que los periódicos que se reparten a bordo, los pasajeros se podrán llevar el libro elegido. Es probable que se editen pequeños catálogos para que el viajero opte por el título que prefiera. De esta forma, no se repartirían los libros como si fueran refrescos, sino que la elección sería más selectiva. Dentro de la labor de difusión cultural que Iberia se está planteando, entraría la idea de ofrecer en las solapas de cada uno de sus libros una detallada presentación del autor, para que los viajeros vayan conociendo poco a poco la literatura española contemporánea.

Finalmente, la institución del Premio Iberia de Literatura, cuya dotación le colocase entre los más premios literarios más importantes de España, sería también una forma de abastecer constantemente de nueva literatura a esta colección. Sólo podrían concursar en el mismo escritores españoles.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción