Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú, dispuesto a retirar sus SS-20 sin contrapartidas de París y Londres

La Unión Soviética está dispuesta a no pedir inicialmente contrapartidas a Francia y el Reino Unido para retirar todos sus SS-20 de Europa sí Estados Unidos renuncia a la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI).Así lo pusieron de manifiesto ayer varios altos funcionarios soviéticos que celebraron una conferencia de prensa con objeto de explicar el plan de desarme nuclear en 15 años y tres etapas que fue anunciado esta semana por el líder soviético, Mijail Gorbachov, en vísperas de la reanudación de las conversaciones de Ginebra entre EE UU y la URSS.

El jefe del departamento de información internacional del Comité Central, Leonid Zamiatin, manifestó que la prohibición de instalar en el cosmos armas ofensivas y el evitar que la carrera de armamento pase a ese ámbito debe ser una condición previa natural y legítima" de la liquidación de las armas nucleares.

Zamiatin estuvo acompañado por el jefe del Estado Mayor, Serguei Ajromeiev, y el primer viceministro de Asuntos Exteriores, Georgi Kornienko. Hasta ahora, la URSS había insistido en que debía mantener en su zona europea suficientes misiles de alcance medio para equilibrar los arsenales nucleares franceses y británicos, un punto que se descarta en la actualidad, según se desprende del plan soviético de desarme nuclear y de la ratificación dada por Kornienko durante la conferencia de prensa.

Según el primer viceministro de Exteriores, Francia y el Reino Unido no deberían reducir sus arsenales nucleares durante la primera fase del plan, cuya duración está prevista en un período de entre cinco y ocho años. Esta primera fase prevé la reducción a la mitad de las armas nucleares de EE UU y la URSS capaces de alcanzar el territorio mutuo. En ella se lograría la completa liquidación de misiles de alcance medio -tanto balísticos como de crucero por parte de EE UU y la URSS en la zona europea. Los Pershing y los crucero se opondrían, pues, a los SS-20 soviéticos, mientras EE UU se comprometería a no facilitar misiles estratégicos y de alcance medio a otros países, y el Reino Unido y Francia, a su vez, a no aumentar sus armamentos nucleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de enero de 1986