Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cantante Ricky Nelson y su banda fallecen en un accidente aéreo

El cantante y actor norteamericano Ricky Nelson falleció, junto a los otros seis integrantes de su banda, el último día de 1985, cuando su avión privado, un modelo DC-3, se estrelló envuelto en llamas cerca de la línea fronteriza que separa los Estados de Texas y Oklahoma, a 120 kilómetros de Dallas, según las agencias Reuter y France Presse. Hasta el momento se desconocen las causas del siniestro. Nelson se dirigía a esta ciudad para actuar en un club durante la fiesta de fin de año. Eric Hillary, verdadero nombre del cantante, tenía 45 años y había actuado al lado de John Wayne en la película Río Bravo.

Según la versión de testigos presenciales del accidente, el avión en el que viajaba el cantante Ricky Nelson se incendió en el aire y sobrevoló el área en círculos antes de caer. Dos de los miembros de la banda pudieron sobrevivir al accidente y fueron internados en el hospital Texarkansas, en el Estado de Arkansas, con serias quemaduras.Eric Hillary -Ricky Nelson-, casado con Kris Harmon, con tres hijos, que había actuado el pasado lunes en Guntersville (Alabama) era una de esas raras figuras representativas del cantante norteamericano de finales de los años cincuenta y principios de los sesenta, y su muerte es de las que pueden dignificar a cualquier músico: en la carretera, o en el aire, como Buddy Holly, Patse Cline, Jim Reeves, Otis Redding o Lynard Skynyrd, cuando viajaba con el tiempo justo hacia una nueva actuación.

Nacido el 8 de mayo de 1940 en Teaneck (New Jersey), sus padres, Ozzie y Harriel Nelson, ya cantaban como dúo profesional antes que Ricky llegara al mundo.

A los 12 años, junto a su hermano Dave y sus padres, debutaba en una serie de radio y televisión, Las aventuras de Ozzie y Harriel, imagen idealizada de la familia norteamericana, que permitió al joven Ricky comenzar a cantar, bailar, tocar la batería e ingresar con su guitarra en el campo del country & western.

A partir de entonces, y a la sombra de Elvis Presley, se inicia la carrera de un músico destinado a formar parte de un grupo de nombres de primera fila dentro del rock blanco, junto a Pat Boone, Frankie Avalon y Paul Anka, dentro del ya importante mercado teenager americano. Jóvenes guapos, pelo bien cortado y canciones intermedias entre lo descaradamente comercial y Eddie Cochran o Gene Vincent. Chuck Berry era ya otra cosa.

Paso al cine

Eran los tiempos de canciones como Be bop baby, Lone some town o Hello Mary Lou, su mayor éxito, y Travellin'man, en las que, junto a otros rocks más agresivos, se podría apreciar que Ricky Nelson no era solamente un chico guapo. Formó un grupo de country-rock llamado The Stone Canyon Band, con el que alcanzó el éxito en 1972 con su disco Garden party. El paso al cine se produjo de inmediato junto al director Howard Hawks en la película o Bravo, con el clásico papel del joven pistolero que ayuda a un sheriff interpretado por John Wayne.Como sus compañeros de filas, la estrella de Ricky Nelson comienza a languidecer a principios de la década de los sesenta, aunque desde las filas del country-rock vuelve a las listas de popularidad en 1972 con el disco Garden party, una ácida reflexión personal sobre un cantante nostálgico en una nueva era. Es la eterna historia de la música. La necesidad de dar un paso a gente joven con nuevas ideas, la aceptación del propio envejecimiento y la permanencia, en lo que es una auténtica vocación musical.

En su último disco, publicado en 1981, Ricky Nelson adaptaba a compositores como John Fogerty o Graham Parker.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de enero de 1986