Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hussein y Arafat discuten el futuro de su plan de paz

El presidente del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, fue recibido a última hora de ayer en Amman por el rey Hussein de Jordania, en medio de fuertes rumores sobre una eventual ruptura del pacto que ambos firmaron el pasado mes de febrero para formar una delegación conjunta jordano-palestina que negocie con Israel la devolución de los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza. Acontecimientos recientes, como el secuestro del trasatlántico italiano Achille Lauro y la negativa del Reino Unido a recibir en Londres a una delegación jordano-palestina han contribuido a crear un clima de tensión que ha llevado al rey Hussein a declarar la semana pasada su intención de revisar las relaciones con la OLP.

Arafat y Hussein se reunieron durante dos horas y media, y el líder palestino manifestó que la entrevista había sido constructiva. Por su parte, el portavoz del rey señaló que Hussein había pasado revista a los recientes esfuerzos jordanos a escala internacional para conseguir la paz. Añadió que las discusiones seguirán hoy en un comité conjunto palestino-jordano que fue formado durante la reunión.El portavoz oficial de la OLP en Amman, Nabil Amer, declaró que el encuentro había sido "fraternal". Afirmó también que jordanos y palestinos habían decidido "proseguir el diálogo y coordinar su acción sobre bases sólidas y en un entendimiento total".

En fuentes diplomáticas se cree que el monarca jordano está presionado por la Administración norteamericana y por el Gobierno israelí para prescindir de la OLP en las futuras negociaciones de paz, a cambio de que el Gobierno de Tel Aviv acepte una conferencia internacional con participación de la Unión Soviética y de Estados Unidos.

Sin embargo, en medios jordanos y de la organización palestina se estima poco probable que pueda producirse esa ruptura, por mucho que Jordania tenga ahora las manos libres en lo que respecta a la OLP, después de firmar su reconciliación con Siria la semana pasada. En este acuerdo, el único compromiso en relación con el proceso de paz es el de no consentir negociaciones directas con Israel.

Lo que sí se estima más probable, dada la debilidad actual de la OLP, es que el rey Hussein pueda conseguir ahora de Yasir Arafat un compromiso de renuncia a la violencia e incluso de reconocimiento del Estado de Israel a cambio de un acuerdo de devolución territorial dentro de una confederación jordano-palestina. Abu Jihad, jefe militar adjunto de la OLP, declaró el pasado domingo: "No tenemos más alternativa que la de cooperar".

"Se han producido algunos malentendidos y también ha habido algunos errores por nuestra parte, que han tenido su repercusión desfavorable aquí", manifestó Abu Jihad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1985

Más información

  • Fuertes presiones sobre Jordania para que rompa con la OLP