Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los campesinos reclaman que se declare zona catastrófica la cornisa cantábrica

El campo de las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica se encuentra al borde de la situación "catastrófica" por culpa de la sequía, según los distintos representantes sectoriales consultados por Efe. Una representación de los ganaderos vascos, junto con dirigentes agrarios de Galicia, Asturias y Cantabria, se reunirán, en los próximos días en Oviedo para analizar la deteriorada situación del sector y pedir al Gobierno la declaración de zona catastrófica.

Para el consejero de Agricultura de Asturias, Jesús Arango, "la situación puede calificarse de difícil, pero no tan grave como para pedir una definición de zona catastrófica". La evaluación realizada por esta Consejería estima las pérdidas en 2.516 millones de pesetas, mientras que la Unión de Campesinos de Asturias (UCA) estima que alcanzan los 3.400 millones. Para paliar la situación, la adminigtración regional ha establecido créditos sin interés, por seis meses a las cooperativas y por un año a las explotaciones privadas de una sola persona.En Cantabria las pérdidas ocasionadas por la sequia ascienden a unos 3.500 millones de pesetas según un estudio de la Consejería de Ganadería y Agricultura del mes de septiembre y a 5.000 millones según las estimaciones de las Cámaras Agrarias.

El presidente del Gobierno cántabró, Ángel Díaz de Entresotos, anunció el sábado a los representantes de sindicatos y cámaras, agrarias, que su Gobierno solicitar a la Administración central la declaración de zona catastrófica para Cantabria como consecuencia de la sequía. En la misma reunión, Díaz de Entresotos se comprometió a estudiar la posibilidad de incrementar en dos puntos las subvenciones a los créditos facilitados por cinco entidades bancarias con las que la Consejería de Agricultura ha firmado un convenio. De este modo los créditos quedarían a un interés del 10%, con una subvención del Gobierno regional de dos puntos.

Miles de millones de pérdidas

En el País Vasco los sectores agrario y ganadero sufren importantes pérdidas a causa de la sequía, por valor de varios miles de millones de pesetas. La falta de agua, inusual en Euskadi en esta época del año, ha repercutido notablemente en las cosechas y ha dejado prácticamente sin reservas de alimento al ganado.La falta de lluvia desde el pasado mes de junio, lo que no ocurría en el País Vasco desde hace más de 50 años, ha ocasionado restricciones de agua en numerosos municipios de Vizcaya y Guipúzcoa.

Las viviendas rurales de Vizcaya son las más afectadas por el problema de suministro de agua, ya que los arroyos de los que tradicionalmente se abastecen se han secado o bajan con un caudal mínimo.

En Asturias, Oviedo es la única población con importante número de habitantes que tiene problemas de abastecimiento.

El embalse de Tanes, que abastece a Oviedo, tiene reservas para una semana más, por lo que el Ayuntamiento ha anunciado que volverá a efectuar cortes de agua en los próximos días. En los dos últimos meses se han registrado en Asturias los índices más bajos de precipitaciones desde hace casi 20 años.

En Galicia, la sequía repercute en el campo de forma "preocupante, pero dentro de unos límites admisibles", según ha manifestado el subdirector general de Política de Producción de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación, Víctor Pello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de octubre de 1985

Más información

  • Dirigentes agrarios de cuatro regiones conversarán sobre los efectos de la sequía