Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresas del Estado deben 60.000 millones de pesetas a la Seguridad Social

El sector público debe a la Seguridad Social unos 60.000 millones de pesetas, lo que supone el 10% de la deuda total a la Seguridad Social, según informó ayer a la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados el secretario general para la Seguridad Social, Luis García de Blas. Por su parte, el secretario del presidente del Gobierno, Julio Feo, informó en su comparecencia ' que en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año no existe una partida para gastos reservados del presidente del Ejecutivo.

Luis García de Blas informó, a preguntas del diputado de Coalición Popular Fernando Suárez, que su departamento está ultimando un informe completo sobre estas deudas, de las cuales la mayor cantidad (el 90%) es deuda aplazada, gran parte por planes de reconversión industrial. El resto, la ejecutiva, tratan de cobrarla inmediatamente.Luis García de Blas compareció junto a otros altos cargos de la Seguridad Social ante la Comisión de Presupuestos, que ha citado a los responsables de las distintas áreas del Estado. El diputado Fernando Suárez, en representación del Grupo Popular, que solicitó, con el centrista, la comparecencia, mostró su extrañeza porque en los presupuestos para 1986 se prevé el incremento de 5.000 personas en la plantilla de la Seguridad Social, cuando también se prevén importantes gastos en informática, lo que debería ir acompañado de una reducción de personal.

García de Blas justificó este hecho indicando que estas ampliaciones de plantillas han sido solicitadas por los consejos de vigilancia de organismos autónomos y fundamentalmente serán destinadas a lograr una mayor agilidad en los trámites de las prestaciones.

Topes de pensiones

Fernando Suárez puso de relieve que se está produciendo actualmente un achatamiento en las prestaciones por pensiones, ya que mientras las más bajas suben, las más altas están congeladas. El secretario general para la Seguridad Social indicó que no es intención del Gobierno que el tope esté congelado indefinidamente, y el techo de las 182.600 pesetas puesto como máximo actualmente es el tercero más alto del mundo. Néstor Padrón, diputado socialista y presidente de la Comisión de Control del Tribunal de Cuentas señaló a este periódico que en el impago de empresas públicas de las cuotas de la Seguridad Social hay que tener en cuenta que "en buena parte se trata de aplazamientos de pago pactados debido a expedientes de crisis y a sectores en reconversión". Tanto Padrón como Luis Larroque, diputado del PSOE y miembro de la Comisión de Presupuestos, señalaron que la cifra de 60.000 millones no les parecía excesiva. García de Blas se comprometió ayer ante la comisión a aclarar en un mes que parte de los 60.000 millones corresponde a deuda aplazada y cuál a deuda morosa. Fernando Suárez criticó que se aprobara una ley en el Parlamento como la de Pensiones y simultáneamente a su entrada en vigor (1 de agosto, en que dejaron de percibirse las prestaciones por esposa) no se hubiera publicado la norma correspondiente que elevara las prestaciones por hijo. De otra parte, los presupuestos generales del Estado para el próximo año no incluyen partida alguna de gastos reservados para el presidente del Gobierno, según el secretario de Felipe González, Julio Feo.

El secretario del presidente del Gobierno compareció ayer ante la Comisión de Presupuestos de la Cámara baja a petición del Grupo Popular, para explicar la partida presupuestaria correspondiente a su departamento.

La ronda de comparecencias de altos cargos de la Administración y empresas públicas comenzó ayer con la comparecencia del secretario de Estado para la Administración Pública, Francisco Ramos.

Julio Feo respondió a las preguntas que le formuló el diputado de Coalición Popular Juan Ramón Calero, relativas a los gastos del presidente.

El secretario de Felipe González afirmó que para el próximo año no hay capítulo de gastos reservados y que su cuantía no ha sido trasladada a cualquier otra partida. Calero aludió en una de sus preguntas a la utilización del yate Azor por el presidente del Gobierno, y preguntó en que capítulo figuran "los gastos privados cuando se utilizan bienes públicos". El secretario del presidente del Gobierno afirmó que se cargan según el departamento ministerial al que pertenezca el bien público. "Supongo", dijo Julio Feo, "que se refiere a uno del Ministerio de Defensa".

El desvío del avión presidencial en el reciente viaje a China y Japón fue también motivo de una pregunta del diputado popular Ramón Calero, quien se interesó por la partida presupuestaria en que figura. Julio Feo le respondió que contingencias como esas no figuran en partida alguna y que las dificultades que surgieron en el citado viaje no son achacables a defecto de planificación.

También se ha reducido el gasto de vestuario del departamento, generalmente dedicado a camareros y ordenanzas, según Julio Feo.

El secretario de Estado para la Administración Pública, Francisco Ramos, destacó, a preguntas de Juan Ramón Calero, que antes de un año enviará al Congreso el proyecto de ley que desarrolla la representación sindical de los funcionarios, que ahora se consulta con las centrales sindicales.

Los gastos originados por el viaje del presidente del Gobierno en el yate Azor fueron pagados por el Ministerio de Defensa, según se desprende de la intervención del secretario del presidente, Julio Feo, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, que ayer inició las comparecencias de altos cargos de la Administración para que explicaran determinadas partidas de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de octubre de 1985

Más información

  • Presidencia del Gobierno no dispondrá en 1986 de gastos reservados