Defensa concede la libertad condicional a otro condenado por el 23-F

El ex teniente coronel Pedro Mas Oliver, condenado a seis años de prisión por su participación en el fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, abandonó ayer la prisión militar de Alcalá de Henares al serle concedida la libertad condicional.El ministro de Defensa, Narcís Serra, firmó la orden de libertad después de que el Consejo Supremo de Justicia Militar se pronunciara favorablemente a una petición en este sentido transmitida por el director de la prisión y en aplicación del artículo 246 del Código de Justicia Militar. Dicho artículo contempla la posibilidad de obtener la libertad provisional para un condenado una vez haya cumplido las tres cuartas partes de su condena (en dicho cómputo se tienen en cuenta reducciones de pena por trabajo) y siempre y cuando haya observado "una conducta intachable en la prisión y ofrezca garantías de hacer vida honrada en libertad".

Las propuestas de libertad condicional se hace por el gobernador del establecimiento cuatro meses antes de la fecha en que debe pasar el penado a disfrutarla, para lo que se verifica un cómputo de tiempo, y el Consejo Supremo de Justicia Militar debe informar favorablemente.

Pedro Mas Oliver, ayudante del capitán general de la III Región Militar, Jaime Milans del Bosch, hasta la fecha del intento de golpe militar del 23-F, fue condenado por el Consejo Supremo de Justicia Militar, en sentencia del 3 de junio de 1982, a una pena de tres años de prisión, pero el Tribunal Supremo, que revisó la sentencia a petición del ministerio fiscal, elevó a seis años dicha condena, encontrándole culpable de un delito de adhesión a la rebelión.

El Tribunal Supremo entendió que el teniente coronel Pedro Mas Oliver tuvo una intensa participación en los sucesos del 23 de febrero de 1981, mientras ocupó el puesto de ayudante de campo del teniente general Jaime Milans del Bosch, ya que sirvió repetidas veces de enlace entre éste y el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Molina.

Las autoridades de Defensa han concedido hasta ahora la libertad condicional a los ex capitanes José Luis Abad Gutiérrez y Jesús Muñecas Aguilar, condenados en ambos casos a cinco años de prisión.

Pedro Mas Oliver que se encontraba desde primeras horas de la mañana de ayer en su domicilio madrileño, se negó a hacer ninguna declaración a los medios de comunicación.

Con la puesta en libertad de Mas Oliver, quedan todavía en prisión ocho de los condenados en el 23-17: Jaime Milans del Bosch, Alfonso Armada, Luis Torres Rojas, José Ignacio San Martín, Diego Ibañez Inglés, Miguel Manchado García, Antonio Tejero Molina y Ricardo Pardo Zancada.

Otros 20 condenados a penas entre uno y seis años se encuentran en libertad condicional, fueron indultados o cumplieron ya su pena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de octubre de 1985.

Lo más visto en...

Top 50