Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solicitud de cadena perpetua para cinco triunviros argentinos

El fiscal Julio César Strassera pidió anoche, al concluir su alegato ante la Cámara Federal de Buenos Aires, que juzga a los nueve comandantes acusados de graves violaciones a los derechos humanos, la pena máxima de prisión perpetua para cinco de ellos: los generales Videla y Viola, los almirantes Massera y Lambruschini y el brigadier Agosti. En los cuatro casos restantes, las penas solicitadas van desde los 25 años de cárcel para el general Galtieri y el brigadier Graffigna hasta los 10 años como máximo para el almirante Anaya y el brigadier Lami Dozo.

La fiscalía responsabilizó a los procesados, miembros de las tres primeras juntas militares de la dicitadura que se instauró en el país tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, de ser los autores directos de la implantación en Argentina del terrorismo de Estado. "Impusieron un plan que tenía como método la investigación, que autorizaba el saqueo y la tortura y hasta el asesinato", sostuvo el fiscal adjunto, Luis Moreno Ocampo.Strassera describió minuciosamente el "régimen de terror" que imperaba durante las dictaduras y destacó que los delitos cometidos al amparo del terrorismo de Estado son responsabilidad "directa" tanto de quienes dieron las órdenes como de quienes las ejecutaron.

Los fiscales acusaron de innumerables homicidios, privación legal de la libertad, aplicación de tormentos, robo y allanamiento, a Videla, Massera, Agosti, Viola y Lambruschini; mientras que a Graffigna, Galtieri, Lami Dozo y Anaya les responsabilizaron de delitos reiterados de privación ilegal de la libertad, aplicación de torturas, encubrimiento, robo y falsedad de documentos públicos. La deducción de las penas pudo hacerse desde el momento en que, a media tarde del martes, el fiscal Strassera consideró a los procesados autores mediatos de los delitos que sus subordinados o quienes estuvieran bajo sus órdenes cometieron entre el 24 de marzo de 1976 hasta que la tercera de las juntas abandonó el poder.

Al autor mediato le corresponde la misma pena que la que establece la ley argentina para el autor del delito del que se le acuse. En el caso de homicidio calificado, que abarca a los cinco ex comandantes que ya cumplen prisión preventiva rigurosa -Videla, Massera, Agosti, Viola, Lambruschini-, el Código Penal dice que se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua (artículo 80). La diferencia entre reclusión y prisión, entre otros motivos que incluye la degradación para el caso de los militares, estriba en que en el primer caso -reclusión- la libertad condicional se puede solicitar al cumplirse 15 años de cárcel, mientras que en el segundo caso -prisión- sólo se puede lograr la libertad condicional después de que el detenido permanezca 20 años en la cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 1985