TRIBUNALES

Condenados a cuatro y cinco meses de arresto militar los responsables de los 'fusilamientos' de Abena

El consejo de guerra por los fusilamientos simulados en unas maniobras en Abena (Huesca) dio a conocer ayer su sentencia. Al capitán de Infantería Carlos Alemán Artiles se le condena a cinco meses de arresto militar y a la pérdida del servicio y la antigüedad durante la condena, y al teniente de Infantería Jaime Iñiguez Andrade, a cuatro meses de arresto militar y a los efectos consiguientes de pérdida de servicio y antigüedad. A ambos oficiales se les condena por el delito militar consumado de "inobservancia de órdenes que les fueron dadas, no relativas al servicio de armas, y sin que se den otras situaciones o circunstancias de las previstas en el artículo 329 del Código de Justicia Militar", y se les absuelve del de desobediencia.

Más información

El fiscal jurídico-militar solicitó durante el consejo de guerra la pena de ocho meses de arresto militar y la accesoria de suspensión de empleo para el capitán Alemán, y siete meses de arresto militar y la misma pena accesoria para el teniente Iñiguez, considerándola como "no excesiva". La actuación de los dos procesados fue tipificada por el fiscal como un delito de desobediencia militar al contravenir órdenes de sus superiores respecto a la realización de las maniobras durante las que se produjeron los fusilamientos de Abena.El presidente del consejo de guerra, general de división Francisco Ferrer Fores, entregó la sentencia, que abarca 12 folios escritos por las dos caras, en la mañana de ayer al capitán general de la V Región Militar, Baldomero Hernández Carreras, para su firma. Posteriormente, les fue entregada a los dos abogados defensores.

Absueltos de desobediencia

En la sentencia se condena a los dos militares "como autores legal y penalmente responsables, dada su respectiva participación personal, material, voluntaria y directa en los hechos por el delito militar consumado de inobservancia de órdenes que les fueron dadas" y se les absuelve del delito de desobediencia del que les acusó el fiscal.Durante el consejo de guerra circularon rumores de que había habido presiones hacia los componentes del tribunal para que no se absolviera a los dos militares. Se llegó a decir que se había recibido una llamada del propio Ministerio de Defensa. Tal información se atribuyó, en un principio, al abogado defensor Martín Ibarra Franco, que ayer la desmintió: "yo sé tanto como ustedes. A mí me llegaron rumores pero no puedo dar fe de su procedencia. Una afirmación así no puede sostenerse en una declaración mía. El tribunal obró en conciencia".

Quejas contra la Prensa

Los procesados se negaron a comentar la sentencia, pero el capitán Alemán se quejó de la mala prensa que tienen las Compañías de Operaciones Especiales (COE). "No sé por qué las COE de ejércitos extranjeros son bien tratadas por la Prensa española y las nuestras, que son tan buenas, son tan mal tratadas", dijo.Martín Ibarra Franco, abogado de los dos oficiales, anunció ayer que interpondrá, en nombre de ambos, recurso de casación ante el Consejo Supremo de Justicia Militar, para lo que dispone de 15 días, por lo que no ha estudiado todavía en qué términos lo presentará. El abogado defensor se mostró satisfecho "como profesional, pues triunfó mi tesis, ya que no los han condenado por un delito de desobediencia, sino por otra cosa. Como defensor, me hubiera gustado su libre absolución, pero la diferencia es grande". Al preguntarle sobre cómo habían acogido la sentencia el capitán y el teniente, manifestó: "del consejo de guerra salieron muy contentos, pues estaban convencidos de que no habían hecho nada malo. Claro que hubieran preferido salir absueltos, pero se han aclarado las posiciones, pues se les había tratado muy mal".

El asalto a la emisora

Por otro lado, se encuentra pendiente la causa por el asalto de que fue objeto la emisora Radio Aragón-Jaca, el primer medio informativo que difundió la noticia de los fusilamientos de Abena. Radio Aragón-Jaca fue asaltada por unos desconocidos que la inutilizaron y causaron daños por más de 150.000 pesetas. El director de la emisora, José Luis Rodrigo, y el redactor Carlos Sánchez Cruzant prestaron declaración el pasado día 28 de junio ante el juez togado de la V Región Militar, Eduardo Fuembuena Ferrández, el mismo que instruyó el sumario de los fusilamientos. La Capitanía General de la V Región Militar comunicó su inhibición en esta investigación judicial en favor de la jurisdicción ordinaria, por lo que remitió la causa al Juzgado de Instrucción de Jaca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de julio de 1985.

Lo más visto en...

Top 50